30.11.2020 Renta Variable

Cómo actuar en los mercados de valores en tiempos de coronavirus

Actualmente, los mercados se mueven entre la esperanza y el miedo. En esta coyuntura, estas diez claves pueden ayudar a los inversores a capear estos tiempos de crisis.

  • En situaciones económicas como la actual, han de evitarse las ventas por pánico, pues el miedo es siempre un mal consejero.
  • Del mismo modo, y a la vista de la rentabilidad a largo plazo en tiempos de tipos de interés cero, hay que tener en cuenta que no hay alternativas de inversión a las acciones.
  • No obstante, los fondos generan tranquilidad, pues permiten diversificar el riesgo y limitar las pérdidas.
para leer

El rápido aumento de los casos de coronavirus ha generado turbulencias y contratiempos continuos en los mercados de valores de todo el mundo. Así, por ejemplo, el índice Dax perdió más de un 9% de su valor en octubre. Ante este tipo de situaciones cabe preguntarse cómo hay que actuar. 

Las fluctuaciones de los mercados de valores son normales

Las pérdidas son una parte inherente a los mercados de valores: mientras los inversores no vendan sus acciones, las pérdidas están solo sobre el papel. Al mismo tiempo, y una vez pasadas las fluctuaciones, los mercados se reajustan y los índices bursátiles empiezan a repuntar de nuevo. Este fue el caso del primer declive económico experimentado en marzo de este año: tras una caída muy marcada se produjo una recuperación igual de rápida que relanzó a muchos mercados de valores de vuelta a sus antiguos máximos. No obstante, y pese que esta situación no se dé en todos los casos, sí pone de manifiesto que, para aquellos inversores que no necesitan su capital en un corto plazo de tiempo, es aconsejable aguantar los periodos en los que se producen caídas en el precio de las acciones. “Además, estas caídas pueden crear oportunidades de compra para los inversores”, afirma Johannes Müller, head of macro research en DWS.

El miedo es un mal consejero

En ocasiones, los inversores son los que sufren las mayores pérdidas si, por ejemplo, entran en una ola de ventas masivas durante un periodo de mercado bajista o bear market[1] o si se encuentran dentro de un elevado número de posiciones que apuntan hacia importantes caídas.  Esto significa que se pierde la oportunidad de compensar las pérdidas si, un tiempo después, tiene lugar el movimiento contrario. De esta forma, es frecuente que si los inversores quieren volver a entrar en el mercado tengan que comprar nuevas posiciones a un mayor precio.

Hay que vigilar la evolución de la pandemia

No es posible saber cuánto va a durar este periodo de incertidumbre, pero, sin embargo, sí que es posible identificar una serie de factores que podrían afectar a su desarrollo. La progresión de la pandemia es, en este sentido, un punto clave: si se controlase mejor la expansión del virus, habría buenas razones para esperar que los mercados de valores también comenzasen a recuperarse. 

“En este terreno, las buenas noticias en torno al desarrollo de una vacuna para combatir la COVID-19 podrían fomentar y reforzar una tendencia alcista”, sostiene Müller.

También hay buenas noticias

La reciente caída en el precio de las acciones como consecuencia del aumento de casos de coronavirus es preocupante. No obstante, hay buenas noticias, pues, por ejemplo, muchas empresas se mantienen relativamente igual o más confiadas con respecto al futuro. De este modo, los indicadores de confianza solo se han debilitado de forma moderada y no ha habido ninguna gran sorpresa negativa en el sector.

“Nuestra esperanza de que el periodo de incertidumbre sea breve está justificada”, afirma Müller. 

Si los inversores no venden ante una caída de los precios, los valores negativos solo estarían sobre el papel.

Las actuales medidas contra el coronavirus deberían tener un menor impacto económico que el que tuvo el primer confinamiento.

Pensar a largo plazo

Warren Buffet, uno de los mayores inversores de esta época, dijo lo siguiente: “si no vas a querer mantener una acción durante diez años, no consideres tenerla ni diez minutos”. Recordar estas palabras puede ser útil en tiempos turbulentos como los que se viven actualmente.

De este modo, y en el corto plazo, el mercado de valores puede ser objeto de fuertes fluctuaciones por lo que, para obtener rentabilidad en las inversiones, en ocasiones es necesario ser persistente. Esto significa que los inversores deberán sobrellevar periodos difíciles en algunas de sus inversiones, pues en el pasado la mayoría de las bolsas de valores han compensado largos periodos de pérdidas. Un ejemplo a este respecto son las grandes pérdidas que siguieron a la explosión de la burbuja punto.com a comienzos de la década de 1990 o las crisis financieras de 2007 y 2011.

Un precio bajo en las acciones puede ser positivo para el ahorro

Aquellos inversores que invierten una cantidad fija en uno o más fondos de forma regular pueden beneficiarse de las fluctuaciones en el precio de las acciones, de forma que, si el precio de las acciones cae, pueden comprarla a un menor precio y, por ello, reducir el precio medio de su inversión. Este hecho se denomina “el efecto coste-promedio” y puede ser particularmente interesante para los inversores que quieran acumular activos a largo plazo.

Los fondos gestionados de forma activa pueden minimizar el riesgo

Los fondos de inversión tienen numerosas ventajas sobre las inversiones individuales que hacen que, en tiempos de crisis, pueden presentar buenos resultados.  Así, y dado que los fondos se apoyan en un conjunto de valores cuidadosamente seleccionados, las pérdidas de uno o varios valores se pueden compensar más fácilmente. En DWS, los gestores de fondos más experimentados trabajan duro para limitar las pérdidas de los inversores y para minimizar los riesgos.

Hay alternativas a las acciones, aunque puedan tener desventajas

En tiempos de crisis, es frecuente pensar en alejarse de los mercados de valores y colocar el dinero en activos más seguros. Sin embargo, esta no es la manera de generar rentabilidad en tiempos de tipos de interés cero, sino todo lo contrario. Así, si se inmoviliza el dinero en una cuenta de ahorro, no habrá posibilidad de compensar la inflación actual, por lo que los activos se hundirían en vez de crecer. Incluso con alternativas como los bonos o el oro, es difícil generar rentabilidad en las condiciones actuales del mercado. De esta forma, para poder obtener beneficios de las oportunidades de rentabilidad a través de las inversiones y si se está dispuesto a correr un cierto riesgo, las acciones siguen siendo la mejor opción.

Los fondos de dividendos pueden mitigar el riesgo

Los fondos de dividendos son una alternativa para aquellos inversores que deseen minimizar los riesgos asociados a las acciones. Así, fondos como el DWS Top Dividende invierten específicamente en las acciones de aquellas empresas en las que se puede confiar a la hora de pagar dividendos.  En las coyunturas económicas favorables, los dividendos anuales que pagan las empresas pueden suponer un impulso adicional a la rentabilidad, y, durante las caídas del precio de las acciones, los dividendos pueden ayudar, al menos, a paliar de forma parcial las posibles pérdidas. No obstante, hay que tener cuidado, pues los fondos de dividendos no son inmunes a las pérdidas temporales.

Una diversificación amplia puede minimizar el riesgo de pérdidas

Una de las primeras reglas para el inversor es la diversificación: no  poner todos los huevos en la misma cesta. En este sentido, los fondos multiactivos como el DWS Concept Kaldemorgen y el DWS Invest Conservative Opportunities no solo invierten sus activos en acciones, sino que también tienen en cuenta otro tipo de productos como los bonos. La idea que subyace a esta premisa es que las pérdidas en una clase de activos suelen ir de la mano con las ganancias en otras. En definitiva, a través de esta vía puede conseguirse una mayor ratio de oportunidades de cara a la gestión del riesgo.

A largo plazo, no hay alternativas a las acciones para aquellos inversores que quieran obtener rentabilidad en sus activos.

Fondos relacionados

DWS Invest Conservative Opportunities LC

Coronavirus News

El coronavirus mantiene a los mercados en alerta: ¿Cómo ven la situación los estrategas de inversión de DWS? ¿Qué deberían hacer los inversores ahora? Descubre nuestra visión sobre los aspectos más relevantes.

¡Suscríbete a nuestra newsletter DWS PRO!

Conéctate a nuestros últimos artículos de actualidad, entrevistas y webinars 100% en castellano. (Sólo para inversor profesional. MiFID 2014/65/UE Anexo II)

1. Fase de caída en el precio del mercado de valores.

CIO View