"El principal riesgo para 2020 continuará siendo el factor político-comercial global"

Mariano Arenillas, responsable de DWS Iberia

2019 ha sido un año excepcional para la inmensa mayoría de los activos financieros. Descartado el Brexit sin acuerdo, con la guerra comercial progresando hacia la fase dos, y descartando una recesión mundial, parece que el horizonte está despejado para otro buen año en los mercados, salvo que las noticias procedentes de China enturbien el panorama y las perspectivas. La pregunta que planea sobre los inversores es ¿qué podemos esperar de los diferentes activos financieros en 2020? Buscamos respuestas con Mariano Arenillas, responsable de DWS Iberia.

¿Qué balance hacéis desde DWS de 2019? ¿y qué esperáis de 2020?

A pesar de que las perspectivas no eran muy halagüeñas, 2019 se ha convertido en uno de los mejores años para los inversores. No obstante, es poco probable que los mercados mantengan el mismo comportamiento en 2020. Desde DWS esperamos que el crecimiento económico mundial se mantenga estable en un 3,1 por ciento, del 0,9% para la eurozona, del 1,6% para los EE.UU. y del 5,8% para la economía china[1]. En este entorno, aunque el crecimiento será significativamente más débil en algunas regiones, no esperamos una recesión global. La buena noticia es que actualmente no existen excesos identificables que puedan desencadenar una caída de la economía o de los mercados financieros. Sin embargo, la disminución de la rentabilidad de las empresas podría plantear un riesgo.

A nivel macroeconómico, ¿cuáles son vuestras perspectivas para las principales economías?

La estimación de crecimiento de DWS en torno al 3,1% podría significar cierta desaceleración del crecimiento respecto a 2019. No obstante, todavía continúa siendo una cifra robusta. Por otro lado, se espera que los beneficios de las compañías cotizadas crezcan en torno a un 5% de media[1] y que su comportamiento en bolsa aumente al mismo ritmo. Sin embargo, los bajos tipos de interés en los países desarrollados harán que no podamos esperar revalorizaciones atractivas respecto del riesgo asumido en renta fija, el activo financiero más utilizado en las carteras.

A pesar de este escenario constructivo esperado por DWS, existen una serie de riesgos potenciales, que de materializarse podrían alejarnos del escenario planteado inicialmente.

A su juicio, ¿cuáles son los principales riesgos a los que se enfrentan los mercados en 2020?

El principal riesgo esperado para 2020 continuará siendo el factor político-comercial global. Un recrudecimiento de las tensiones actuales entre el gigante chino y americano que desemboque en nuevas tarifas a las importaciones afectaría al resto de países y podría generar subidas inesperadas en la inflación europea o americana, que ya se encuentran cercanos al techo del 2%, lo que obligaría a sus Bancos Centrales a endurecer los tipos de interés y reducir el impulso actual que están aportando. Debemos estar atentos al desarrollo de las elecciones presidenciales en EE.UU.

¿Cómo estáis implementando en DWS el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU? ¿Se muestra una preocupación por la inversión socialmente responsable?

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que hay que poder medir cómo estamos influyendo en el buen gobierno de las compañías, en el medio ambiente y en la realidad social. En DWS ya no percibimos la inversión socialmente responsable como una oportunidad o una tendencia, sino como la licencia necesaria para poder operar en el mercado. Actualmente la ambición de esta gestora es poder llegar a ser un líder en el mercado de ESG.

¿Dónde detectáis las oportunidades de inversión en los diferentes activos?

En renta variable[2] vemos buenas oportunidades en los mercados emergentes. Lo cierto es que la renta variable de los mercados emergentes tiene una valoración inferior a la de los países desarrollados y ofrece mejores perspectivas de crecimiento.
La realidad es que las bolsas son para DWS las que a priori arrojan mayor potencial de revalorización para 2020, pero no es menos cierto que los precios de las acciones en general son ya exigentes con las expectativas a futuro, por lo que noticias que pudieran afectar negativamente a la salud empresarial se convertirán en lastres para la continuidad del ciclo. No obstante, las bajas expectativas de rentabilidad en los activos conservadores, seguirán atrayendo inversores hacia las bolsas.

¿Cómo situaría a los multiactivos[3] este 2020?

Está claro que la exigencia de los precios de los activos cotizados hace pensar que 2020 no será fácil de navegar, pudiendo asistir a eventos geopolíticos determinantes que exigirán una alta dosis de flexibilidad y adaptación a un entorno muy rápidamente cambiante. Para ello, una de las opciones con las que podemos contar, es la de los fondos multiactivos flexibles, donde equipos de gestores de reconocida trayectoria inversora tomarán las riendas de nuestra cartera y la gestionarán de acuerdo a un riesgo máximo objetivo. Estamos hablando para perfiles moderados de DWS Concept Kaldemorgen; O para perfiles más dinámicos, el DWS Invest Dynamic Opportunities, gestionado por el mismo equipo, pero para inversores con mayor tolerancia al riesgo . De una forma diversificada intentaremos aportar retornos similares a los de renta variable .

03.12.2019 Trend Talks

Los ETFs han traído la democratización de las inversiones

César Muro, Head of Passive Sales, en España & Portugal

DWS Trend Talks

Accede a nuestros últimos webinars, entrevistas y artículos sobre estrategias de inversión a cargo de nuestros expertos DWS. (Sólo para inversor profesional. MiFID 2014/65/UE Anexo II)
14.02.2020 Gráfico de la semana

Se parece al SARS

Las bolsas se marcan históricos a pesar del coronavirus

1. Fuente: CIO VIEW Perspectivas de mercado a diciembre 2019

2. Renta variable. Oportunidades: Rentabilidad por dividendo por encima de la media. Participación en la revalorización de los mercados de renta variable. Aumento de los precios de cotización de los valores motivados por factores relacionados con el tipo de mercado, sector y compañía. Beneficios provenientes de los tipos de cambio. Riesgos: Falta de pago de dividendos. Riesgo vinculado a la evolución de los mercados, sectores, compañías y tipo de cambio. Debido a su composición o técnicas empleadas por sus gestores, el fondo está sujeto a una alta volatilidad Riesgos relacionados con inversiones en productos derivados y en mercados emergentes. El valor de las acciones del fondo podría caer por debajo del precio al que el cliente las compró inicialmente.

3. Multiactivos. Oportunidades: Revalorización de los mercados internacionales de renta variable, renta fija y divisas. Distribución de dividendos e intereses. Opciones como protección del riesgo: en un entorno de mercado negativo no es posible evitar las pérdidas pero, a diferencia de la inversión directa, sí se podrían reducir mediante el uso de derivados. Riesgos: Periodos de caída en los mercados internacionales de renta variable, renta fija y divisas. Riesgo de insolvencia y de impago del emisor. El fondo toma posiciones significativas en derivados con diferentes contrapartidas. Debido a su composición o técnicas empleadas por sus gestores, el fondo está sujeto a una alta volatilidad.

CIO View

Cookies Policy

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Si cierra este cuadro o continúa navegando, entenderemos que acepta su uso. Para más información acerca de las cookies que utilizamos o cómo desactivarlas, consulte nuestro aviso sobre cookies.
Acepto todas las Cookies