¿Cuáles son las principales fortalezas de la renta fija asiática?

Rafael Aldama, responsable del negocio institucional de DWS en España.

¿Cuáles son las principales fortalezas de la renta fija asiática?

Actualmente, la situación actual del mercado asiático es un punto de referencia para los inversores. En este contexto, ¿consideras que la verdadera preocupación para China es la deuda?

La realidad es que todos los países que poseen un nivel de deuda elevado están bajo la evaluación de los inversores, pero en este sentido, más importante que el tamaño nominal o relativo del endeudamiento de las empresas es la voluntad y la capacidad de  los emisores para pagar esa deuda. Actualmente China cuenta con una situación muy positiva, ya que los niveles de crecimiento continúan siendo fuertes y el Banco Popular de China puede apoyar este crecimiento mediante la política monetaria y otras medidas. Por otro lado, hay que tener en cuenta que el sistema financiero de China está bastante cerrado, por lo que depende poco del capital extranjero.

No obstante, consideramos que se está tratando de alejar a China del modelo de desarrollo centrado en las exportaciones, el que le ha convertido en lo que es hoy. Bajo nuestro punto de vista, creemos que este giro en el camino es de lo más acertado.

Ante este escenario, los inversores también deben ser conscientes de que el continente asiático no solo está formado por China. Es cierto que China representa el 52% del mercado de crédito en dólares en Asia, pero a su vez otras economías se están desarrollando rápidamente en la región. Por ejemplo, dentro de nuestra cartera insignia, DWS Invest Asian Bonds, China representa sólo el 5% de sus posiciones. Por el contrario, Indonesia representa casi el 31% de la cartera.

¿Hasta qué punto los inversores son conscientes de la importancia del mercado de crédito asiático?

Lo cierto es que no está demasiado claro, pero el mercado de crédito asiático denominado en dólares se caracteriza por tener un crecimiento muy rápido, que actualmente supera los 945.000 millones, mientras que hace poco más de cinco años era menos de la mitad. El año pasado las nuevas emisiones superaron los 228.000 millones de dólares. Muchos continuarán valorándolo como un punto clave dentro de su asignación de renta fija.

Por su parte, desde el año 2008 hasta ahora, el mercado de crédito asiático denominado en dólares ha tenido una tasa de crecimiento anual compuesta del 17%, situándose en una mejor posición que la mayoría de los demás segmentos de renta fija en las mismas fechas. Por supuesto, es fundamental resaltar la fortaleza de la demanda de estos bonos dentro de Asia, fomentando la confianza en este activo al disminuir la exposición a los movimientos en flujos de entrada y salida desde el exterior de la región.

Si nos centramos en una cartera, ¿cuál es el papel que juegan los bonos asiáticos?

En estos momentos Asia continúa siendo la región emergente con mayor calidad crediticia (un 78% de los bonos emitidos del índice JACI ostenta una calificación de grado de inversión)  y ofrece una diversificación real a los mercados desarrollados así como a los emergentes.

Esto se debe principalmente a que la mayor parte de los inversores en bonos asiáticos procede de la propia región, algo que solo sucede entre los mercados emergentes. Esto significa que los inversores con base en Asia son quienes han comprado la mayor parte de la renta fija asiática. Por ejemplo, casi el 90% de los créditos emitidos en China en dólares en 2018 se asignaron a inversores asiáticos. La consecuencia es que Asia será menos susceptible que otras regiones de mercados emergentes a la fuga de capitales de los inversores internacionales porque existe menos capital extranjero.

Esta demanda “interna” explica en parte por qué Asia ha tenido históricamente menos volatilidad, tasas de impago y coeficientes de apalancamiento que el resto de regiones emergentes (Latinoamérica y Europa del Este). Podemos valorar que los inversores institucionales globales están prestando una mayor atención a Asia. De hecho, durante el año 2019 nuestra principal estrategia ha obtenido un crecimiento de sus activos de más de 750 millones de dólares, ya que los inversores, muchos de ellos europeos, han buscado fuentes alternativas de rentabilidad.

¿Crees que la guerra comercial entre China y Estados Unidos podría afectar a esta clase de activos?

En el último año hemos estado viendo cómo la dinámica del comercio se está rediseñando entre los países y las regiones, lo que parece significar que a largo plazo se convertirá en una menor eficiencia del mercado. Del mismo modo, las economías mundiales y regionales pueden verse modificadas por la aparición de una clase media creciente, junto con las nuevas tecnologías. Respecto a este aspecto, los inversores deben centrarse en las empresas impulsadas por factores nacionales. Además, tienen que permanecer fieles a un enfoque Bottom-up. Por último, apoyamos la compra de valores con intención de venderlos a posteriori y viceversa. En conclusión, lo ideal es contar con un plan de salida e intentar elegir activos que sean lo suficientemente robustos para lograr superar los períodos de volatilidad.

¿Cómo está funcionando la estrategia DWS?; ¿cuál es la valoración del rendimiento en comparación con los bonos estadounidenses a diez años y el bono alemán?

La estrategia del fondo DWS Invest Asian Bonds supera este año a los bonos a 10 años del Tesoro de EE.UU. y a los alemanes este año, con un rendimiento del 7,99% en lo que va de año, frente al 5,93% y el 5,15%, respectivamente. Además, esto se está logrando con un riesgo de tipo de interés notablemente menor, con una duración de la cartera que osciló entre 2,36 años y un máximo de 5,1 años.

 

Más información:

DWS Invest Asian Bonds USD LC

DWS Invest Asian Bonds LCH

CIO View

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Si cierra este cuadro o continúa navegando, entenderemos que acepta su uso. Para más información acerca de las cookies que utilizamos o cómo desactivarlas, consulte nuestro aviso sobre cookies.