¿Qué son los fondos de inversión sostenible?

Los fondos ESG (Environmental, Social, Governance, por sus siglas en inglés) son aquellos cuya estrategia de inversión se centra en aspectos ambientales, sociales y de buen gobierno a partir de los cuales se deben articular las compañías. Cada vez son más los inversores que eligen este tipo de activos ya que, además de cuidar el medio ambiente y promover el respecto a los derechos humanos entre otros objetivos, ofrecen atractivas rentabilidades.

¡Invierte como el Rey Harald de Noruega! Aunque esto suene como un consejo de inversión sacado de las páginas de la prensa amarilla, realmente se basa en una recomendación prudente. El Fondo Soberano Noruego, que lleva recibiendo ingresos del gobierno durante más de 20 años, es uno de los pioneros en promover las inversiones éticas y respetuosas con el medioambiente. Es más, el estado de Noruega, que debe su prosperidad a sus pozos de petróleo y gas, también practica la desinversión ética. Es decir, sus gestores de activos están eliminando aquellas inversiones que no cumplan los requisitos éticos.

Durante los últimos tres años, el fondo noruego ha estado limpiando su cartera para eliminar aquellas empresas que no se adhieren a las normas medioambientales: por ejemplo, las compañías en las que más del 30% de sus ingresos derivan de las centrales eléctricas de carbón. Las armas y las empresas tabacaleras también son tabúes para los noruegos que son socialmente conscientes y quieren progresar.

Además, donde los noruegos invierten o evitan invertir transciende la esfera privada y pasa a ser un asunto público: al fin y al cabo, el estado percibe el 1,5% de todas las acciones negociadas. Así, incluso los inversores particulares con ahorros más modestos pueden decidir a qué empresas, sectores o estados quieren apoyar financieramente y de forma voluntaria.

Los inversores eligen fondos de inversión sostenibles

Los principios ESG han sido bien recibidos en España. Según datos de Spainsif, el Foro de Inversión Sostenible y Responsable de España, entre los años 2015 y 2017 se ha registrado una tasa de crecimiento del 10% en este tipo de fondos, alcanzando ya un volumen de 185.614 millones de euros.

En comparación con el mercado en general, los productos siguen siendo un nicho, pero la tendencia es al alza. Existen varios factores que podrían explicar el aumento de la demanda tales como una mayor conciencia mundial de las cuestiones ecológicas, mayor exigencia por parte de los clientes, leyes más estrictas contra los contaminadores, alianzas políticas para la protección del medioambiente, y, por último, más conciencia social.  

Exclusiones categóricas o selección: cómo elegir entre estrategias de sostenibilidad

La oferta de fondos sostenibles está aumentando. Los inversores ahora pueden escoger entre una amplia gama de estrategias de sostenibilidad. Una de las principales estrategias ESG para los fondos es la inversión según los criterios de exclusión. En otras palabras, los gestores de fondos excluyen ciertas empresas que no cumplen con sus normas éticas y medioambientales - al igual que el fondo soberano noruego. Este principio puede aplicarse a industrias enteras, como la industria nuclear.

 Invirtiendo en toda la industria – pero sólo en las empresas más adecuadas

Otra estrategia sigue el llamado “best in class”. Los fondos ESG de este tipo invierten en principio en todos los sectores, pero buscan indicadores específicos, es decir, compañías que tengan un mejor rendimiento dentro de clase o compañeros de grupo pero que sean más sostenibles que la competencia directa.

Una estrategia Best-in-Class no necesariamente se traduce en altos costes materiales y temporales, sino que se puede ajustar a los recursos disponibles ya que existe un mercado amplio y maduro de Índices Bursátiles Sostenibles entre los que elegir. Según datos de Spainsif, a escala global, este tipo de estrategia representa un 2% del total de activos gestionados con criterios ASG.

Sostenibilidad y buenos rendimientos van de la mano

En cualquier caso, los filtros de selección ESG siempre se complementan con las herramientas habituales que utilizan los gestores de fondos para buscar objetivos de inversión que sean atractivos. En muchos casos, los criterios ESG incluso mejoran el rendimiento de un fondo. Esta simbiosis puede verse en el Fondo Soberano de Noruega, que es un modelo a seguir no sólo en términos de sostenibilidad, sino también en términos de rendimientos.

Las predicciones se basan en supuestos, estimaciones, opiniones y modelos o análisis hipotéticos que pueden resultar incorrectos CRC 062166

font

CIO View

Usamos cookies propias y de terceros para el funcionamiento del Sitio Web y analizar su rendimiento. Al navegar por este Sitio Web, acepta su instalación y uso. Puede consultar la Política de Cookies para más información o modificar sus opciones de privacidad.