Los dividendos, un refugio para el inversor

En la Bolsa, en periodos de volatilidad, las estrategias defensivas que invierten en acciones con dividendos son claves.

Los mercados de todo el mundo están atravesando nuevos episodios de volatilidad: en los últimos meses y semanas, el Dax alemán y otros índices internacionales de refencia han estado bajo una fuerte presión. El Brexit, la guerra comercial, las sanciones a Irán, los presupuestos de Italia, etc. Todos estos escenarios han provocado inquietud en los inversores. Así, es comprensible que, en tiempos volátiles como los actuales, los inversores busquen y apuesten por valores que, como aquellos que reparten dividendos, les ortoguen equilibrio y constancia a sus carteras.

Año récord de distribución de dividendos

Un dividendo constante es la prueba de que se está llevando a cabo una buena política empresarial. Incluso aunque el negocio no esté funcionando tan bien como se había planeado, muchas empresas se esfuerzan para que sus accionistas sigan percibiendo dividendos.  

Un ejemplo de estas políticas de dividendos tan activas lo podemos encontrar en las grandes empresas cotizadas de Alemania. Incluso en este 2018, un año que está siendo complicado para el Dax, según los cálculos de la consultora Ernst & Young [1], se han repartido dividendos por una suma récord de 36.100 millones de euros para el ejercicio del 2017.

Con esta cifra récord se ha aumentado aproximadamente un 12,5% los dividendos con respecto al 2017. Además, según estimaciones de Ernst & Young, se esperan nuevos récords de distribución de dividendos para los próximos ejercicios ya que estas empresas tienen  suficientes reservas para seguir repartiendo dividendos en el futuro.

Más allá de la rentabilidad por dividendo

No obstante, los inversores deben tener en cuenta que, como reza una máxima muy repetida en el mundo financiero, que haya habido un reparto de dividendos en el pasado no es ninguna garantía de que vaya a haber reparto de dividendos en el futuro. Así, si una empresa deja en algún momento de producir beneficios, como es de esperar dejará también en ese momento de repartir dividendos.

Además, debemos tener en cuenta que cuando la dinámica de beneficios se estanca en una empresa, la cotización de sus acciones también se resentirá. Por ello, incluso una alta rentabilidad por dividendos no es en sí mismo un argumento suficiente para invertir en una empresa y comprar acciones. Al fin y al cabo, desde el punto de vista puramente aritmético, una alta rentabilidad por dividendos puede darse también en acciones con una cotización que esté en fuerte descenso.

La estrategia de inversión de DWS Top Dividende

Así, el inversor que desee invertir en Bolsa atendiendo a los dividendos de la empresa, debe mirar más allá de la rentabilidad por dividendo y no invertir de forma sistemática en empresas que tengan una política activa de dividendos.  

Por ello, el fondo DWS Invest Top Dividend no pone el foco solo en el rendimientos por dividendo, sino que también analiza el crecimiento de éstos y la cuota de distribución. La estrategia del fondo evalúa, además, los datos fundamentales de las empresas, sus perspectivas de futuro y el cumplimiento de los requisitos de capital. Con todos estos datos, se pueden contrarrestar los descensos de los dividendos y, en la medida de lo posible, alcanzar una rentabilidad superior a la media del mercado. [2]

Orientación defensiva y vocación patrimonialista

El lema del gestor de fondos Thomas Schüßler es calmar lo máximo posible los nervios del inversor de ahí que alabe las «acciones aburridas», que predominan en su cartera.

De hecho, uno de los objetivos esenciales de este fondo con orientación defensiva es la preservación del capital a largo plazo. Como toda estrategia, esta vocación patrimonialista también tiene sus contras, ya que en mercados de renta variable en fuerte crecimiento, el fondo puede quedar detrás de otros fondos de acciones no orientados a dividendos.  Sin embargo, Schüßler es consciente de este riesgo, pues su horizonte temporal es a largo plazo;  es decir, durante un ciclo de mercado completo, el objetivo del DWS Invest Top Dividend es obtener una rentabilidad más ajustada a riesgo que la del mercado general.

Tanto a corto como a medio plazo, Thomas Schüßler espera para los próximos meses aumentos solo moderados en la cotización de las bolsas. En este contexto, resultan más atractivas las acciones que reparten dividendos: «La importancia de los pagos de dividendos en los ingresos totales seguirá aumentando y su contribución representará una parte del rendimiento total de la inversión superior al promedio», explica Schüßler. En opinión de este gestor, los repartos de dividendos podrían verse beneficiados de un crecimiento global alto o medio de los beneficios, de un dígito. [3]

Gráfico:

Comparación a escala internacional de la rentabilidad de los dividendos

Fuente: Bloomberg. Fecha: 13/11/2018

En este link puedes encontrar más información sobre DWS Invest Top Dividend.   

Las predicciones se basan en supuestos, estimaciones, opiniones y modelos o análisis hipotéticos que pueden resultar inexactos o incorrectos. Fuente: DWS International GmbH. Fecha: 11/2018 CRC 062694 (11/2018)

1. E&Y Análisis de dividendos; Börse ARD; 22/3/2018 https://boerse.ard.de/boersenwissen/anlegerschutz/dsw-ey-dividende-watchlist-kapitalvernichter100.html

2. DWS Investment GmbH 2018; DWS Top Dividende: Invertir en acciones y estar tranquilo; Fráncfort, julio de 2018

3. DWS Investment GmbH 2018; Comentario del gestor del fondo: DWS TOP Dividende; Dr. Thomas Schüßler; Fecha: septiembre de 2018

font

CIO View

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Si cierra este cuadro o continúa navegando, entenderemos que acepta su uso. Para más información acerca de las cookies que utilizamos o cómo desactivarlas, consulte nuestro aviso sobre cookies.