13.02.2020 Leer antes de invertir

Bonos – en busca del interés perdido

Si quieres invertir en bonos hoy en día y no quieres perder dinero, debes realizar una asignación de activos a nivel mundial; aunque los tipos de interés son, por lo general, negativos en los países industrializados, todavía se pueden obtener rentabilidades positivas en algunos mercados emergentes.

  • Los bonos desempeñan un papel importante en la estabilidad de una cartera de inversiones.
  • Combinando adecuadamente las acciones y los bonos, los inversores pueden mejorar su rentabilidad ajustada al riesgo.
  • Sin embargo, los tipos de interés extremadamente bajos dificultan encontrar los títulos de renta fija adecuados. Si quieres bonos que generen intereses, tienes que echar un vistazo a los mercados emergentes.
4 minutos

El drástico giro de la Reserva Federal está haciendo que los bonos vuelvan a ser atractivos. Mientras los tipos de interés continúen bajando, hay una oportunidad de que los precios suban.

A primera vista, parece paradójico: los tipos de interés nunca habían estado tan bajos y, sin embargo, los inversores están acumulando títulos de renta fija. ¿Cómo funciona esto? ¿Pueden los inversores en bonos lograr una rentabilidad suficiente para compensar la inflación?

Lo primero es partir de la base de que los tipos de interés en los mercados crediticios nunca habían estado tan bajos como ahora. Muchos bonos del estado de países con buenas calificaciones crediticias y, por lo tanto, bajo riesgo de impago, han estado en territorio negativo durante algún tiempo. Esto significa que cualquiera que preste dinero a estos países no recibe ningún interés a cambio, sino que debe pagar por este privilegio. Al mismo tiempo, cada vez son más las empresas que consiguen reunir con éxito nuevo capital en los mercados de bonos y captar dinero de los inversores.

Por ello, los que opten por comprar estos bonos, tanto privados como públicos, con una calificación crediticia de investment grade y los conserven hasta el final de su vencimiento van a tener pérdidas independientemente de la inflación.

Presión continua de los bancos centrales sobre los tipos de interés

La alta demanda de bonos ha sido causada principalmente por la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed). El año pasado, parecía que la fase de bajos tipos de interés en Estados Unidos había terminado y los tipos habían alcanzado un punto de inflexión. Tarde o temprano, las previsiones de la mayoría de analistas sugirieron que, otros bancos centrales, como el Banco Central Europeo (BCE), seguirían su ejemplo y también comenzarían a subir los tipos de interés. En esa situación de tipos, los bonos con tipos de interés bajos habrían sufrido pérdidas, por lo que había pocos incentivos para comprarlos.

En otoño de 2019, sin embargo, todo cambió de repente. Ante el aumento de los riesgos financieros en los mercados internacionales, la Reserva Federal decidió bajar los tipos de interés a finales de julio, con otro recorte en septiembre. Muchos observadores asumieron que este no sería el último. El banco central “actuará como corresponde” para apoyar el crecimiento, dijo el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, a principios de octubre y la Reserva Federal bajó nuevamente en octubre.

Para los inversores, este tipo de declaraciones suele ser un incentivo para acumular valores con tipos de interés más altos. Además, los bonos que ya han sido emitidos normalmente suben de precio cuando bajan los tipos de interés del mercado. Lo mismo ocurre con los títulos con una rentabilidad negativa.

Algunos inversores también perciben que la prolongada tendencia alcista del mercado de valores está terminando. El temor a una recesión, combinado con la preocupación de muchos conflictos políticos que están aumentando, ha frenado el optimismo de muchos inversores. En lugar de arriesgarse a asumir grandes pérdidas, algunos inversores preferirían optar por activos refugio[1] – incluso aunque esto signifique aceptar tipos de interés negativos.

La amenaza de una recesión y las incertidumbres políticas están ejerciendo presión sobre los mercados de valores. Los inversores están buscando valores refugio en los mercados de deuda.

Rentabilidad y tipos de interés


En este contexto de tipos de interés, ¿cuáles son los bonos más adecuados? Los bonos tradicionales de países desarrollados como Estados Unidos o Alemania ofrecen un nivel de seguridad elevado; sin embargo, los inversores no obtienen intereses de ellos. Los inversores que buscan compensar la inflación con sus inversiones tienen que buscar alternativas y vemos que surgen oportunidades en los mercados emergentes y en los bonos corporativos. La máxima general de las finanzas, en todo caso, se aplica, también en este supuesto: a mayor rentabilidad, mayor riesgo.

Los bonos en divisa fuerte reducen el riesgo de tipo de cambio

Muchos mercados emergentes mejoran su reputación


Muchos mercados emergentes, en particular en Asia, han progresado rápidamente durante los últimos años y han mostrado un crecimiento económico sólido. Sus perspectivas pueden haberse atenuado un poco recientemente, pero parece que la mayor susceptibilidad al riesgo que mostraron en años anteriores ha sido reemplazada por una fase de estabilidad permanente con tasas de crecimiento proporcionalmente altas. A pesar de esta estabilidad, los tipos de interés de estos países siguen siendo significativamente superiores a los de las principales naciones industrializadas como Estados Unidos y Alemania.

Siendo así, los bonos de los mercados emergentes denominados en euros merecen una consideración especial. Estos valores pueden no gozar de la misma calificación crediticia que los bonos públicos de mercados desarrollados, pero muchos de ellos pueden igualar la calidad de los bonos corporativos europeos. Los bonos de los mercados emergentes también tienen todavía un margen de rentabilidad en comparación con las emisiones de los mercados desarrollados con calificaciones similares. “Al comprar bonos emitidos en euros, los inversores pueden evitar los riesgos de tipo de cambio”, explica Roland Gabert, gestor de fondos en DWS.


El mercado de bonos en euros también ha experimentado un fuerte crecimiento en los últimos años, lo que significa que los inversores tienen una amplia variedad para poder elegir. “Solo en 2019, siete mercados emergentes emitieron bonos por primera vez,” dice Gabert. Esto crea más oportunidades para que los inversores diversifiquen su riesgo crediticio.”

Los bonos en divisa fuerte son los más demandados[2]

Los bonos en divisa fuerte de los mercados emergentes se emiten generalmente en dólares estadounidenses, lo que significa que existe una mayor variedad de títulos en este sector. Sus perspectivas también son relativamente prometedoras. Sin embargo, los inversores europeos que invierten en títulos denominados en dólares deben tener en cuenta las fluctuaciones de las divisas.


También es una buena idea estar atento a los bonos del estado. Por ejemplo, Argentina se enfrenta al noveno impago de deuda soberana de su historia. En el caso de Turquía, hay indicios crecientes de que el país será incapaz de cumplir con el pago de su deuda.

22.10.2019 Leer antes de invertir

Dividendos, el mejor amigo del inversor

Los dividendos corporativos son los que más contribuyen a la rentabilidad de una acción.

Leer antes de Invertir

Conceptos básicos que todo inversor debe conocer para invertir mejor.

11.02.2020 Renta Variable

¿Quién es el líder en inteligencia artificial: EE.UU. o China?

EE.UU. sigue líder en tecnología, pero China aspira a convertirse en el número uno.

1. Los bonos en particular se consideran activos refugio en épocas de fuerte caída de los precios en los mercados de valores porque el riesgo de pérdidas es relativamente bajo

2. Gráfico de la semana: Bonos en divisa fuerte: Bonos en una moneda históricamente estable como el dólar estadounidense o el euro; 13 de septiembre de 2019

CIO View

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Si cierra este cuadro o continúa navegando, entenderemos que acepta su uso. Para más información acerca de las cookies que utilizamos o cómo desactivarlas, consulte nuestro aviso sobre cookies.