Ahorro, conceptos básicos con otra perspectiva

En España, un 48% de los ahorradores siguen eligiendo los depósitos como fórmula de ahorro, según el último Barómetro del Ahorro del Observatorio Inverco (octubre 2017). Sin embargo, por primera vez los planes de pensiones, con un 56%, se sitúan como el producto preferido por los ahorradores. Este cambio de tendencia confirma que cada vez estamos más concienciados de la necesidad de mejorar la rentabilidad de nuestros ahorros.

Estrategias más allá de las cuentas de ahorro

Los depósitos y cuentas de ahorro no generan prácticamente intereses. Los ahorradores deben cambiar su forma de pensar, si desean ahorrar para acumular patrimonio o como previsión para la jubilación. Además de las tradicionales cuentas de ahorro, existen otras alternativas de inversión.

 

España es un país con una baja tasa de ahorro. Según los datos del INE, sólo se destina un 6,5% de la renta disponible, por debajo del 10,5% de la media del resto de países de la UE (datos de Eurostat). Además, los ahorradores se tienen que enfrentar al reto de conseguir intereses atractivos por sus ahorros. Por ello, lo que se impone ahora es repensar el ahorro. ¿Pero qué pueden hacer los ahorradores? Estas son algunas opciones para luchar contra los actuales bajos tipos de interés.

 

Depósito a plazo fijo

Los depósitos a plazo fijo se consideran, en general, más seguros y ofrecen unos intereses levemente superiores a las cuentas de ahorro o depósitos a la vista. Es un producto que consiste en destinar una cantidad de dinero a una entidad durante un tiempo determinado. Transcurrido ese plazo, la entidad devuelve el dinero con los intereses acordados. Estos intereses también se pueden pagar periódicamente durante el plazo establecido para el depósito. Los depósitos a plazo fijo cuentan con una fecha de vencimiento, que es cuando se puede disponer de la cantidad depositada sin penalización. Además, los bonos también pueden ser una alternativa. Los hay de muchos tipos. Los bonos del Estado, por ejemplo, son títulos de deuda emitidos por instituciones públicas u otros organismos estatales. En el caso de los bonos de empresas privadas, los emisores son las propias empresas.

 

Posibilidades interesantes con fondos de renta variable y multiactivos

Los gestores de este tipo de fondos buscan activamente oportunidades de inversión interesantes y logran una diversificación de riesgos adecuada, combinando distintos tipos de inversiones, regiones y títulos. Los fondos multiactivos o fondos mixtos pueden realizar diferentes tipos de inversiones, siendo las acciones y los bonos las formas más sencillas de inversión. Pero también existen fondos que se dedican a las materias primas u otras inversiones alternativas. Gracias a una amplia diversificación de los riesgos, se compensan las oscilaciones de los diferentes tipos de inversión.

 

Planes de ahorro en fondos de inversión

Para quien no desee invertir una gran cantidad de dinero en fondos, el plan de ahorro (en un fondo de inversión) puede ser una buena alternativa. En este producto los inversores abonan un importe fijo regular, por ejemplo mensualmente, a un fondo de inversión, acumulando así poco a poco un capital. Dado que el capital no se invierte de una vez, los inversores pueden beneficiarse además del llamado «efecto del coste medio». Los importes invertidos deben ser siempre iguales, de manera que, por el mismo capital, algunas veces se pueden adquirir más participaciones en el fondo y otras veces menos. De este modo, los inversores invierten a lo largo de un periodo prolongado por un precio medio y en una cartera diversificada.

 

Valores participativos – Inversiones en acciones con distribución de dividendos

Las empresas distribuyen dividendos para que sus accionistas puedan participar de los beneficios y, con ello, del éxito económico de la compañía. Especialmente en estos tiempos de tipos de interés bajos, a los inversores les conviene echar un vistazo a las acciones con altos dividendos, también llamadas valores participativos. Pero no siempre los dividendos altos son interesantes, pues la evolución del negocio de la empresa debe justificar las distribuciones de dividendos. Los inversores que no deseen ocuparse ellos mismos de estudiar los números de las empresas pueden recurrir, por ejemplo, a fondos centrados en acciones con dividendos. Para ello los inversores deben tener en cuenta los riesgos asociados a ese tipo de inversiones.

Contenido relacionado

¿Cómo podemos optimizar nuestro ahorro?

El crecimiento de nuestro patrimonio está estrechamente vinculado con la tasa de ahorro, de ahí que, a la hora de asegurarnos un futuro cómodo y sin dificultades económicas, el ahorro sea clave.

Repensemos la inflación

En un período de intereses bajos o negativos como el que actualmente atravesamos, la tasa de inflación disminuye el valor del dinero y del ahorro, especialmente el invertido de forma conservadora. Pese a todo, no hay que temer al fantasma de la inflación pues existen una serie de antídotos eficaces.

Repensemos los tipos de interés

Cuando los intereses no son una fuente de ingresos real, los inversores deben buscar alternativas.

CIO View

Usamos cookies propias y de terceros para el funcionamiento del Sitio Web y analizar su rendimiento. Al navegar por este Sitio Web, acepta su instalación y uso. Puede consultar la Política de Cookies para más información o modificar sus opciones de privacidad.