Una estrategia de inversión prometedora: sostenibilidad y dividendos

En DWS apuestan por la inversión con criterios ESG orientada a acciones de dividendos sostenibles.

La sostenibilidad, y en especial la protección al medioambiente, son cada vez más importantes no solo para los inversores, sino también para la Comisión Europea. Con nuevas propuestas legislativas la Comisión se propone «movilizar la fuerza de los mercados de capital para luchar contra el cambio climático» (1). Los inversores y las empresas de inversión deben dirigirse con paso firme hacia un tipo de inversión más sostenible.

«El cambio a una economía respetuosa con el medio ambiente y sostenible es bueno para la creación de puestos de trabajo, para el ser humano y para nuestro planeta», afirma Frans Timmermans, vicepresidente primero de la Comisión Europea (2), y señala: «Nuestras propuestas permitirán a los inversores y a cualquier ciudadano tomar decisiones positivas, invirtiendo su dinero con mayor responsabilidad y apoyando la sostenibilidad».

Como base para posibles nuevas leyes, la Comisión se propone en primer lugar elaborar un sistema de clasificación que defina qué áreas son sostenibles y cuáles no. De ahora en adelante, los inversores institucionales y los administradores de bienes deberán demostrar en qué medida sus inversiones de capital y sus estrategias son compatibles con los objetivos ESG. (3) ESG es la abreviatura en inglés de «Environment Social Governance», esto es, medio ambiente, asuntos sociales y gestión empresarial. Este término está establecido internacionalmente para expresar en qué medida se consideran los aspectos ecológicos y sociales en la toma de decisiones de las empresas, así como para valorar el estilo de dirección corporativa.

La inversión sostenible es cada vez más popular

Foro de inversiones de capital sostenibles, fecha: junio de 2018.

En los últimos años ha fluido cada vez más dinero a fondos y mandatos de gestión de capital de inversores institucionales orientados a la sostenibilidad.

Las estrategias sostenibles también son atractivas económicamente

Teniendo en cuenta los criterios ESG y de sostenibilidad, los inversores añaden un nuevo aspecto a su objetivo tradicional de inversión, la rentabilidad. Lo bueno de ello es que, bien aplicado, el enfoque ESG no supone ningún perjuicio para la rentabilidad. Numerosos estudios confirman este principio.

Desde los años 70 del siglo pasado se realizaron más de 2.000 estudios científicos sobre la relación entre el cumplimiento de los elevados estándares ESG y la rentabilidad económica de las empresas. Un análisis respaldado por DWS dio como resultado que la mayoría de estos estudios presentan una relación positiva entre los criterios ESG y el rendimiento económico. (4)

Factores ESG: Efectos predominantemente positivos

ESG & Corporate Financial Performance: Mapping the global landscape, diciembre de 2015 (https://www.db.com/newsroom_news/K15090_Academic_Insights_UK_EMEA_RZ_Online_EN_151216_R2a.pdf

Según la experiencia de la mayoría de los inversores y analistas ESG, los factores ESG tienen un efecto positivo sobre la rentabilidad de las empresas. Esta fue la conclusión de más de 600 encuestas.

¿Pero cómo actúan en la práctica los inversores orientados a la sostenibilidad? En principio se pueden diferenciar las siguientes estrategias de inversión ESG:

  • Exclusión negativa: Esta es la vía más antigua y tradicional, mediante la cual se excluyen determinadas empresas o sectores del universo inversor. Los criterios de exclusión más habituales afectan a sectores como armamento, alcohol, tabaco, juegos de azar y pornografía. Dado que la exclusión negativa utilizada de manera aislada puede resultar insuficiente, DWS la considera solo un primer paso. Por ello, apuesta por un enfoque global, que incluya también aspectos positivos en la decisión de inversión, por ejemplo, la armonización con los objetivos de las Naciones Unidas en materia de desarrollo sostenible.
  • Positiva/El mejor de su clase: Este concepto de inversión se concentra en empresas que en el pasado han demostrado mejores resultados que sus competidoras en cuanto a aspectos medioambientales, sociales y de gestión empresarial dentro de su propio sector.
  • Inversión temática: En el marco de este perfil inversor se invierte en sectores y empresas que se especializan en solucionar problemas sociales o medioambientales específicos como, por ejemplo, la generación de energías renovables, el tratamiento de agua potable o los microcréditos en países emergentes.

DWS Invest ESG Equity Income: sostenibilidad y dividendos

DWS Invest ESG Equity Income va un paso más allá al combinar la exclusión negativa y el concepto de "el mejor de su clase" con otro condicionante: en la cartera de inversión se incluyen solamente empresas que operan de manera sostenible y que además ofrecen una oportunidad de obtener ingresos regulares mediante dividendos atractivos. Invirtiendo en este fondo, los inversores pueden apostar por el aspecto de la sostenibilidad y, al mismo tiempo, beneficiarse de distribuciones de dividendos.

Para elegir las acciones de la cartera, los gestores de fondos acuden a los datos de siete operadores punteros que ofrecen una imagen completa de las diferentes facetas ESG en todo el mundo. Para filtrar las empresas que mejor cumplen con los criterios ESG, DWS ha desarrollado un software de análisis propio: ESG Engine.

Solo unas pocas logran entrar en la cartera

La gestión de fondos selecciona entre 60 y 100 acciones para la cartera. Para conseguir una buena diversificación de riesgos, cada título individual podrá suponer como máximo un porcentaje del 4 % de los activos del fondo. A la hora de componer la cartera los gestores proceden en tres pasos. En un primer paso se excluyen empresas que fabriquen productos que no cumplan con los criterios ESG o que vulneren normas internacionales. En un segundo paso se seleccionan las empresas que cumplen con los correspondientes criterios de sostenibilidad mejor que sus competidoras. Dichos criterios son, por ejemplo, el respeto a los derechos humanos, el balance climático y los valores corporativos. Finalmente, el último paso consiste en invertir en las empresas seleccionadas, con el objetivo de influir directamente sobre las empresas en lo referente a objetivos sociales y ecológicos.

Con este proceso sofisticado y de varias fases se crea una cartera ampliamente diversificada con acciones de numerosos países. Concentrando la inversión en acciones fuertes en dividendos y respetando los criterios ESG, se previenen determinados riesgos de títulos individuales dentro de la cartera de inversión. Por ejemplo, una empresa que cumple con los criterios ESG corre comparativamente menos peligro de sufrir perjuicios económicos debido a un daño medioambiental ocasionado por ella. Por supuesto que no puede descartarse totalmente que estos sucesos ocurran. A pesar de concentrarse en acciones ESG fuertes en dividendos, el fondo no puede sustraerse a la evolución general del mercado. Los inversores podrán encontrar más información sobre las posibilidades y los riesgos de DWS Invest ESG Equity Income en el siguiente enlace.

1)     Comunicado de la agencia afp de 24.5.2018

2)     Comunicado de la agencia dpa-AFX de 8.3.2018

3)     ESG & Corporate Financial Performance: Mapping the global landscape, diciembre de 2015, (https://www.db.com/newsroom_news/K15090_Academic_Insights_UK_EMEA_RZ_Online_EN_151216_R2a.pdf

4)     Fuente: Friede y Bassen, Universidad de Hamburgo; ESG and Corporate Financial Performance; fecha: diciembre de 2015

 

font

CIO View

Usamos cookies propias y de terceros para el funcionamiento del Sitio Web y analizar su rendimiento. Al navegar por este Sitio Web, acepta su instalación y uso. Puede consultar la Política de Cookies para más información o modificar sus opciones de privacidad.