Japón: Dividendos atractivos

Desde hace algún tiempo reina un ambiente de entusiasmo en el único país industrializado de Asia

Desde hace algún tiempo reina un ambiente de entusiasmo en el único país industrializado de Asia. Actualmente hay muchos argumentos a favor de invertir en acciones japonesas con alto rendimiento en dividendos. Estos son los cinco motivos principales.

Motivo 1: Viento a favor en la política

El primer ministro Abe ganó las elecciones de finales de octubre con una clara ventaja. Esta tercera victoria consecutiva debería seguir reforzando su senda reformista encauzada a favorecer la economía. Algo positivo para los inversores: «Las reformas del primer ministro Shinzo Abe también tienen como objetivo alcanzar una política empresarial favorable a los accionistas», informa Andreas Wendelken, gestor del fondo Deutsche Invest II Japan Top Dividend[1].

Las reformas en el ámbito del gobierno corporativo constituyen un componente importante del programa de reformas de Abe. Entre otras cosas, esta iniciativa propugna que en los consejos de administración haya más representantes independientes de los accionistas y que las juntas generales de las compañías japonesas dejen de celebrarse prácticamente todas el mismo día. Los inversores institucionales deberán hacer público su voto en las juntas de accionistas.

Con estas reformas, el Gobierno de Japón aboga también por un uso apropiado de las existencias de efectivo de miles de millones de las empresas. Muchas empresas japonesas están asentadas sobre gigantes montañas de efectivo. Casi una de cada dos compañías japonesas tiene al menos un efectivo en caja positivo. Pero, al parecer, la política ya está surtiendo efecto: las empresas de Japón están devolviendo más dinero a sus accionistas. La suma de las distribuciones y la recompra de acciones escaló de 9 billones de yenes en el año 2008 a los 16 billones de yenes estimados en 2016 (unos 132 000 millones de euros[2].

Motivo 2: Resurgimiento de la economía japonesa

Por otra parte, la política monetaria del banco central japonés sigue ofreciendo viento a favor a las empresas. La política monetaria extremadamente laxa también ha contribuido a que el yen se debilite, lo que ha beneficiado a las empresas japonesas orientadas a la exportación. El Fondo Monetario Internacional espera que el volumen de exportaciones de las empresas japonesas haya aumentado en un 5,5 % en 2017.

«Japón está experimentando la fase de crecimiento más estable en mucho tiempo», asegura el gestor de fondos Wendelken. Además, las empresas japonesas brillan en este entorno con perspectivas de beneficios positivas: «Los buenos datos fundamentales fomentan el crecimiento de los beneficios y los dividendos de las empresas japonesas», señala Wendelken. Por lo tanto, Deutsche Asset Management espera para 2018 que los beneficios de las empresas de Japón crezcan a un ritmo de dos dígitos.

Economía en la senda del crecimiento

Gracias a la creciente demanda, tanto interior como exterior, la economía japonesa crece robusta como no lo hacía desde hace tiempo [fuente: FMI. Fecha: octubre de 2017].

Motivo 3: Salarios al alza

La evolución económica positiva de Japón ha llevado consigo también que el desempleo haya caído al 2,8 % en el año 2017 y, con ello, a su nivel más bajo desde hace 24 años.[3] De ahí que a medio plazo se pueda abrir camino el final de la deflación salarial y una mayor demanda interna. Ya en septiembre los ingresos promedio de los hogares japoneses crecieron en un 2,1 % ajustado a la inflación en comparación con el año anterior.

Motivo 4: Retorno de la inflación

En diciembre de 2017 los ingresos promedio de los hogares japoneses de dos o más personas crecieron en un 0,5 % ajustado a la inflación en comparación con el año anterior. Además, en Japón vuelve a surgir por primera vez algo de inflación. El Fondo Monetario Internacional prevé para 2018 un aumento de precios del 0,5 %. Los economistas de Deutsche Asset Management contemplan para 2018 en Japón incluso una inflación de un punto porcentual, por encima del 0,7 de 2017.

Retorno de la inflación

 

En Japón vuelven a aumentar los precios al consumo. Aumentan los indicios de que la larga fase de deflación podría haber quedado atrás. Fuente: FMI. Fecha: Octubre de 2017

El aumento de los precios podría tener consecuencias: en tiempos de precios al alza no será muy atractivo para las empresas hacer acopio de dinero, especialmente si se trata de sumas tan grandes como las de las empresas japonesas.

Motivo 5: Valoración moderada

Desde mediados de 2016, las acciones japonesas han registrado una impresionante recuperación de la cotización. En comparación con su propio historial y a escala internacional, las valoraciones todavía no pueden clasificarse como demasiado caras. Así, la relación cotización-beneficios del índice Nikkei se sitúa en 17,9, quedando por debajo del promedio de diez años, de aproximadamente 22 (Fecha: 1/2/18. Fuente: Thomson Reuters Datastream). En vista de los crecientes beneficios empresariales aún podría haber margen para aumentos de valor y cotizaciones de acciones más elevadas.

Los inversores deberían tener en cuenta los riesgos

A pesar de las señales positivas, los inversores deberían tener en cuenta que el conflicto geopolítico con Corea del Norte no se ha resuelto en absoluto. Si la situación se agravara, los mercados de la región estarían sometidos a una gran presión. Al invertir en acciones japonesas, conviene además prestar atención a la evolución de la moneda japonesa. En el pasado, la revalorización del yen lastraba con frecuencia el mercado de acciones japonés.

Deutsche Invest I Top Dividend LC

Deutsche Invest I Top Dividend ofrece una inversión en renta variable con resultados constantes. La gestión invierte en acciones en todo el mundo que registran un rendimiento de dividendos mayor que el de la media del mercado.

Más información sobre Deutsche Invest I Top Dividend LC.

1.

www.dws.de/dws-magazin/konnichiwa-dividende2/

2.

Toyo Keizai, QUICK, I-N Information Systems, Daiwa Securities. Fecha: 09/2016)

3.

Fuente: Oficina de estadística de Japón. Fecha: 31 de diciembre de 2017

font

CIO View

Usamos cookies propias y de terceros para el funcionamiento del Sitio Web y analizar su rendimiento. Al navegar por este Sitio Web, acepta su instalación y uso. Puede consultar la Política de Cookies para más información o modificar sus opciones de privacidad.