30.04.2020 Renta Variable

Una cuestión de valentía: afrontar la crisis con mano firme y cabeza fría

Los periodos con una elevada incertidumbre en los mercados bursátiles siempre han ofrecido oportunidades a los inversores - si no están "contagiados" por el estado generalizado de ventas.

  • A corto plazo, la crisis del coronavirus debería seguir ejerciendo un firme control sobre los mercados bursátiles y los inversores tendrán que hacer frente a una mayor volatilidad.
  • Históricamente, estos acontecimientos siempre han ofrecido oportunidades interesantes a los inversores a largo plazo.
  • En lugar de dejarse guiar por el miedo, los inversores deberían aferrarse a su estrategia y a una cartera bien diversificada.
para leer

¡Todo es diferente en esta ocasión! ¡La del coronavirus es la peor de todas las crisis! Algunos inversores siguen susurrando tales declaraciones durante estos desoladores días de cotización. Y frente a la montaña rusa en los mercados, los principios de inversión de tan probada eficacia se van por la borda más de una vez. Las carteras se están reestructurando frenéticamente en un intento desesperado por poner fin a esta situación de riesgo.

Estas decisiones a menudo suponen graves implicaciones y costes. En tales situaciones excepcionales, nuestro cerebro se pone nervioso y rara vez nos envía las señales correctas. Los activos, por ejemplo, se venden a menudo cerca de sus mínimos, agravando así las pérdidas. Si bien,  los descensos pronunciados van seguidos a menudo por recuperaciones pronunciadas y los inversores que abandonan antes ya no podrán subirse a bordo después.

Permanecer a bordo aumenta las oportunidades de retorno

Además, a la mayoría de los inversores les resulta bastante difícil volver a entrar en el mercado en el momento adecuado después de una salida precipitada. Un análisis demostró que el DAX alemán ha crecido en promedio un 7,2% anual desde su lanzamiento en 1988 hasta 2018. Los inversores que perdieron en los diez mejores días de cotización de estas tres décadas tuvieron que contentarse con las rentabilidades de sólo el 4,3% - ya que salir puede ser bastante costoso.

La rentabilidad del Dax en los últimos cinco años (periodos de 12 meses)

Cuadro DAX DWS.JPG

Las ventas causadas por el coronavirus en los mercados de EE.UU. tuvieron lugar durante un periodo de tiempo récord de sólo 15 días

La crisis del coronavirus está ejerciendo una presión especialmente fuerte sobre la sensatez de los inversores. El riesgo de un abandono frenético de los mercados debido a la agitación causada por la pandemia del coronavirus es, por lo tanto, bastante alto. Después de todo, la velocidad de las ventas no tiene precedentes. A partir del pico del 19 de febrero, el S&P 500 no tardó más de 15 días en caer en un mercado bajista - definido como una pérdida del 20% o más, y el Dax alemán fue aún más rápido. Por lo general, tales correcciones drásticas tardan en producirse uno o dos meses e incluso más.

La rentabilidad del S&P 500 en los últimos cinco años (periodos de 12 meses)

Cuadro S&P500 DWS.JPG

El problema de estas ventas es que los datos fundamentales ya no son la causa de los cambios de precios. Muchos inversores están dispuestos a vender entonces a casi cualquier precio y tales fases no son necesariamente de corta duración. Algunos estudios de EE.UU. han demostrado que las fases de corrección de los 25 mercados bajistas desde 1929 han durado, en promedio, 85 días.

Los investigadores económicos consideran posible que se produzca una rápida recuperación económica tras una profunda recesión en 2020

Inversor estadounidense Shelby Cullom Davis

Los investigadores esperan una grave crisis económica

Sin duda, la pandemia del coronavirus también ha cambiado la perspectiva económica de las empresas en un periodo de tiempo muy corto. En sus previsiones de primavera, los cinco principales institutos de investigación económica esperan que la actividad económica alemana caiga un 9,8% en relación con el producto interior bruto (PIB) sólo en el segundo trimestre. Esta sería la disminución más acusada en el plazo de tres meses desde 1970 y más del doble de la pérdida trimestral más severa durante la crisis financiera global de 2009. Para el año 2020, se espera que el PIB caiga un 4,2%.

En el caso de España, el Banco de España espera una caída del PIB de entre el 6,6% y el 13,6%. Además, el supervisor financiero insiste en que prevé un descenso del PIB sin precedentes en el 2020, pero una recuperación rápida en el 2021.

Las esperanzas están más que justificadas. En todo el mundo, los gobiernos y los bancos centrales están haciendo todo lo posible por amortiguar los efectos de una recesión con la ayuda de programas económicos por valor de miles de millones. En este contexto, una recuperación de la economía en forma de V, al igual que después de la crisis financiera de 2009, es, por supuesto, realista. La fuerte caída estaría, por lo tanto, seguida por la fuerte recuperación de la economía.

Los institutos de investigación alemanes no descartan tal escenario para 2021 y ofrecen la perspectiva de un crecimiento del PIB del 5,8% para el próximo año. Del mismo modo, el Banco de España espera que la economía española restablezca una parte considerable de su flujo de actividad y empleo previsto antes de la pandemia.

Bajo este escenario, las perspectivas de rentabilidad para los inversores se restablecerían rápidamente. No obstante, los investigadores advierten que las cosas también podrían ser diferentes - por ejemplo, si la propagación de la pandemia no puede controlarse tan rápido como se esperaba o incluso si resurge, la actividad económica se recuperaría lentamente debido a las medidas de cuarentena.

Fuente: BofA Global Research, Bloomberg

Nunca antes los precios habían caído un 20% o más tan rápido como durante la pandemia del coronavirus. Incluso durante la crisis financiera de 2008/2009 o el legendario crash de 1987, se necesitaron entre 22 y 38 días de negociación. La principal excepción es el estallido de la burbuja de las puntocom en el cambio de milenio, que fue extremadamente lento en extenderse en un mercado bajista.

Señales esperanzadoras de un mercado bursátil chino en recuperación

La manera en la que los mercados financieros podrían recuperarse después de la crisis ya se está manifestando de un modo impresionante en China, donde comenzó el virus y, hasta hace poco, había paralizado grandes zonas del país. Mientras tanto, el brote de coronavirus parece estar bajo control allí, con la gente y las empresas empezando a volver a la vida diaria normal. Al mismo tiempo, el mercado bursátil ha recuperado su equilibrio, aunque la valoración de la bolsa de Shanghai es algo más baja que a principios de año, su pérdida del 7,8% es, en comparación con otros mercados bursátiles, bastante moderada (a partir del 15 de abril de 2020).

Esto deja claro, una vez más, que no todo ha cambiado de forma repentina en la actual crisis bursátil causada por el coronavirus, sino que también sigue las directrices ya conocidas de otros terremotos en los mercados bursátiles. Una de ellas es que una cartera bien estructurada y ampliamente diversificada siempre ha compensado las pérdidas a lo largo del tiempo. Los inversores siempre deben tener en mente una frase del inversor estadounidense Shelby Cullom Davis: "Se consigue la mayor parte de la rentabilidad en un mercado bajista, pero no lo sabes en ese momento." Para estar seguro, se requiere valentía, disciplina y disponer de la liquidez necesaria. La suma de todos estos aspectos podría verse recompensado con unas rentabilidades beneficios por encima de la media.

24.04.2020 Sostenibilidad

La “S” en ESG: difícil de entender pero fundamental para la gestión de riesgos

La “S” en las inversiones ESG tiene implicaciones para cubrir el riesgo de la cartera.

Renta Variable

Renta Variable

24.04.2020 Gráfico de la semana

¿Qué está pasando con los bunds alemanes?

Los bonos gubernamentales europeos están siguiendo un patrón un tanto inusual en 2020.

CIO View

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Si cierra este cuadro o continúa navegando, entenderemos que acepta su uso. Para más información acerca de las cookies que utilizamos o cómo desactivarlas, consulte nuestro aviso sobre cookies.