11.02.2020 Renta Variable

¿Quién es el líder en inteligencia artificial: EE.UU. o China?

  • China aspira a ser la primera potencia mundial en inteligencia artificial (IA) en el año 2030. Actualmente EE.UU. se sitúa por delante.
  • No obstante, el mercado chino de IA está creciendo rápidamente y puede ofrecer a los inversores internacionales oportunidades de inversión.
  • Las empresas del país se benefician de la fuerte demanda interna, el apoyo político y una población experta en tecnología.
5 minutos

Esta rivalidad comenzó cuando el programa de inteligencia artificial (IA)[1] de AlphaGo de Google DeepMind ganó por primera vez a Lee Sedol, campeón surcoreano de Go, un juego de estrategia mucho más complicado que el ajedrez.

Esta hazaña sucedió en el año 2016 y así como la órbita terrestre del satélite ruso Sputnik puso en marcha el programa estadounidense de alunizaje, la derrota en el juego Go desencadenó un ambicioso objetivo para China: ser en 2030[2] el país lideren IA y, en 2025, líder en tecnologías individuales. Por este motivo, en Pekín se están invirtiendo miles de millones para fomentar la investigación y el desarrollo de software inteligente por parte de empresas y organizaciones de investigación chinas. 

La IA es el motor del siglo XXI


Es un hecho indiscutible que el potencial de la informática parece casi ilimitado. Sundar Pichai, CEO de Google, opina que la inteligencia artificial es más importante para la humanidad que el descubrimiento del fuego o la electricidad. Esto significa que los que están a la vanguardia de la IA tendrán una influencia decisiva en los mercados vinculados a los algoritmos informáticos “inteligentes” que irán desarrollándose gradualmente.
“Actualmente, EE.UU. sigue siendo el líder en tecnologías de IA como el machine learning[3], el análisis semántico[4] y la computación cognitiva[5], pero China se está poniendo al día”, afirma Tobias Rommel, gestor del fondo DWS Invest Artificial Intelligence. “Esto también debería interesar a los inversores que quieren ser partícipes de la tecnología del futuro”.

El gobierno chino está invirtiendo miles de millones en empresas nacionales de IA. El objetivo es ser el líder mundial.

¿Cuál es la situación actual de este gigante en la IA? Si lo situamos en contexto, China es un país comunista y a menudo se le considera una dictadura en lo que respecta al desarrollo tecnológico. Teniendo esta tesitura en cuenta, ¿es realista el objetivo de Pekín de convertirse en líder tecnológico?
Una cosa es cierta, el generoso apoyo estatal ya se ha traducido en un rápido aumento de los ingresos. Las estimaciones sugieren que el tamaño del sector de la IA china alcanzará los 22.000 millones de dólares en 2022[6], un aumento de casi el 60 por ciento en comparación con 2018.

El liderazgo de la IA de EE.UU. sigue siendo incuestionable


Los indicadores más importantes muestran que EE.UU. todavía tiene una clara ventaja. En concreto, existen más de 1.000 empresas nacionales de IA, muchas de ellas con un gran número de patentes. Entre ellas se encuentran nombres reconocidos internacionalmente como Google, Facebook, Salesforce y Microsoft, pero también numerosas start-ups conocidas como Nuro, UiPath y Avant.
Según un estudio de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), IBM, la empresa estadounidense de informática, que opera el cerebro del ordenador “Watson”, es la empresa que ha presentado la mayor cantidad de patentes de IA en todo el mundo, con 8.290 inventos[7]. En segundo lugar, a nivel mundial, se encuentra el gigante de software Microsoft con 5.930 inventos.
Además, debemos tener en cuenta que para poder funcionar, el software de IA debe ser capaz de analizar grandes cantidades de datos en un periodo de tiempo muy corto y, por tanto, requiere de un hardware muy potente. También en este caso, Estados Unidos sigue siendo líder, con empresas como Nvidia e Intel que fabrican procesadores rápidos y tecnología de almacenamiento.


China ya ha entrado en el juego en el reconocimiento de imágenes


El 48% de las inversiones mundiales en empresas de IA que no cotizan en bolsa se hacen ahora mismo en China, algo que no ha pasado desapercibido. Los ingenieros del país ya se encuentran entre los líderes mundiales en lo que se refiere a la evaluación de datos visuales mediante IA. Esto incluye el análisis de rayos X e imágenes de satélite, así como el reconocimiento facial. Además, el procesamiento del lenguaje humano es otra área en la que destacan los desarrolladores chinos.
Compañías como SenseTime, Tencent, Unisound, Face++ y Baidu, el equivalente chino de Google, han avanzado con soluciones punteras[8]. En este sentido, CB Insights, empresa de investigación de mercado, ha identificado al menos diez “unicornios” en el sector chino de la IA: startups con un valor de más de 1.000 millones de dólares cuyas acciones aún no se comercializan en bolsa[8].


La carrera para ponerse al día en IA está en pleno apogeo


A pesar de ello, la gigantesca potencia asiática todavía tiene muchos menos expertos en IA. Un estudio de la Universidad Tsinghua de Pekín muestra que de unos 200.000[2] investigadores e ingenieros de todo el mundo, 30.000 proceden actualmente de EE.UU. y sólo 18.000 de China. Si el recuento se limita a los expertos catalogados como “world class”, EE.UU. tiene cinco veces más investigadores de alto nivel (5.518) que China, que actualmente tiene poco menos de 1.000.
Sin embargo, la brecha entre los rivales de la IA también se está estrechando en la base de los conocimientos. El análisis del Instituto Allen de Inteligencia Artificial muestra que los investigadores chinos están aumentando constantemente su participación en los diez artículos científicos más citados sobre la IA. En 2018, su participación fue del 26,5 por ciento[8]. En cambio, EE.UU. tenía el 29 por ciento y la tendencia es a la baja.

¿Conseguirá China convertirse en el líder de la IA en 2030?

El entusiasmo tecnológico de China está fomentando el desarrollo de la IA


El experto en tecnología de DWS, Tobias Rommel, también se muestra positivo sobre el desarrollo de la IA en China: “en comparación con la gente de occidente, los ciudadanos chinos suelen estar más abiertos a la nueva tecnología y dispuestos a probar productos nuevos”, afirma. “Para ellos, la protección de datos y la privacidad pasan más rápidamente a segundo plano si tienen la impresión de que una aplicación hace su vida más cómoda o más segura. Esto permite a los investigadores y a las empresas recurrir a enormes cantidades de datos de la “vida real”, que constituyen el núcleo de un buen desarrollo de la IA. Sin embargo, desde una perspectiva a largo plazo, el factor decisivo será si pueden hacer despegar sus productos en el extranjero”.
Sea como sea, los gestores del fondo DWS Invest CROCI Intellectual Capital consideran cada vez más que el mercado chino de la IA merece la pena. Su estrategia de inversión se basa en la transformación estructural de la economía del capital físico al capital intangible, que incluye las patentes de IA.

La IA es omnipresente en China


“Si viajas a China, verás que la IA es omnipresente”, señala Tobias Rommel. Por ejemplo, la IA analiza las imágenes de las cámaras para la seguridad de los edificios y la detección de infracciones de tráfico. Los sistemas de reconocimiento facial tienen muchas aplicaciones y se utilizan, por ejemplo, en conciertos. Si identifican a un delincuente fugitivo, lo notifican a la policía.

El sector de defensa y seguridad es el principal comprador de Inteligencia Artificial

Por lo tanto, no es sorprendente que el sector de defensa y seguridad chino sea actualmente el principal comprador de IA . La segunda aplicación más importante de la IA es en el sector financiero, seguido por el marketing y el transporte.

Incluso en el caso de los niños chinos que estudian educación primaria, la IA ya forma parte de su vida. Para muestra, un botón: en una escuela de Hangzhou, la IA sirve a los niños su comida, tras haber escaneado previamente sus rostros. Después, el ordenador analiza los datos nutricionales de cada comida y envía a los padres sugerencias para mejorarlo.

30.01.2020 Renta Variable

“Compra acciones… y olvídate de ellas”

Como decía Kostolany, el market timing no es una precoupación en inversiones a largo plazo

Renta Variable

Renta Variable

07.02.2020 Gráfico de la semana

¿Son contagiosas las estimaciones de beneficios?

¿Qué esperan los inversores de las estimaciones de beneficios?

1. La inteligencia artificial se basa en un algoritmo informático de aprendizaje que analiza grandes volúmenes de datos, reconoce patrones de información y toma decisiones complejas sobre esta base. Ejemplo de estos pueden ser los servicios domésticos que funcionan mediante reconocimiento de voz o los pilotos automáticos que adaptan su manera de conducir a una persona concreta.

2. https://eandt.theiet.org/content/articles/2019/09/ai-passes-go-where-next-for-chinas-artificial-intelligence-ambitions/

3. El aprendizaje automático se basa en un software que no está programado sistemáticamente, sino que utiliza la evaluación de datos para aprender y funcionar con mayor precisión.

4. El análisis semántico incluye la evaluación de las ideas que hay detrás de un texto hablado o escrito.

5. La computación cognitiva trata de usar software para simular el funcionamiento del cerebro humano y el pensamiento humano.

6. Fuente: iResearch 2018

7. https://www.wipo.int/edocs/pubdocs/de/wipo_pub_1055_exec_summary.pdf

8. https://www.scientificamerican.com/article/will-china-overtake-the-u-s-in-artificial-intelligence-research/

CIO View

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Si cierra este cuadro o continúa navegando, entenderemos que acepta su uso. Para más información acerca de las cookies que utilizamos o cómo desactivarlas, consulte nuestro aviso sobre cookies.