08.06.2020 Renta Variable

Las perspectivas para los inversores de renta variable no se han visto deterioradas por la Covid-19

Desafiando a todas las noticias pesimistas, las perspectivas a largo plazo de beneficios en la renta variable no han variado para los inversores incluso en el mundo de después de la Covid-19 - este es el resumen de un estudio publicado por el DWS Research Institute.

  • Las perspectivas a largo plazo de los mercados bursátiles no deberían haberse deteriorado por la crisis del coronavirus.
  • Se espera que muchas de las empresas incluidas en los principales índices bursátiles internacionales sean bastante flexibles y resistentes.
  • Incluso si algunas empresas recortan o suspenden temporalmente sus pagos de dividendos, estos deberían seguir siendo muy importantes para el éxito a largo plazo de la renta variable.
para leer

Desde el inicio de la crisis del coronavirus el flujo de noticias negativas parece imparable: el rápido aumento de las tasas de desempleo, sectores enteros que luchan por sobrevivir, la caída de los ingresos fiscales, el aumento de la deuda pública, etc.  

La conclusión evidente que se puede extraer debería ser el enorme deterioro de las perspectivas de los mercados bursátiles. Sin embargo, este no es el caso, según los expertos de mercados de capitales del DWS Research Institute. Aunque se supone que los graves problemas económicos causados por el coronavirus son uno de los acontecimientos más drásticos de este siglo, las perspectivas a largo plazo de la renta variable siguen siendo positivas. Además, lo que es aún más sorprendente es que en comparación con la situación de finales de 2019, incluso ha mejorado ligeramente, concluye el análisis. A continuación se exponen los cinco puntos en los que se basa este informe.

  1. El mundo después del shock del coronavirus - tres escenarios

Los expertos presentaron tres escenarios diferentes:

  • Escenario 1: Todo continúa como antes tan pronto como el coronavirus haya terminado (estatus-quo).
  • Escenario 2: La crisis financiera de 2008 sirve de modelo para prever las consecuencias para la economía y los mercados.
  • Escenario 3: La crisis del coronavirus es notablemente más profunda que la crisis financiera de 2008.

 

El escenario 1 es bastante improbable para los analistas. Aunque la suposición de que "todo será como antes" no capta el alcance y las posibles consecuencias de la pandemia, sorprendentemente, las perspectivas a largo plazo de la renta variable parecen seguir intactas, incluso en el escenario 3 con unas consecuencias muy negativas.

La crisis del coronavirus sólo debería perjudicar ligeramente el potencial de crecimiento económico.

2. Crecimiento económico - un shock a corto plazo, pero sólo se espera una desaceleración moderada a largo plazo


¿Qué pasa con el crecimiento económico? Esta es una de las cuestiones vitales para el desarrollo de la economía y para los mercados financieros. En particular, el crecimiento económico influye en el desarrollo de los beneficios de las empresas, un factor clave para las oportunidades en los mercados bursátiles (véase el gráfico).

Frente a las desoladoras previsiones de crecimiento tras la crisis del coronavirus, parece lógico esperar que las perspectivas estén lejos de ser prometedoras. Sin embargo, a largo plazo, los desafíos actuales deben ponerse en perspectiva. Los analistas del DWS Research Institute asumen que la economía mundial finalmente se recuperará, aunque puede llevar más tiempo esta vez que en otras crisis anteriores. Sin embargo, no cabe duda de que el potencial de crecimiento se verá afectado a pesar de que - en un horizonte a diez años, los investigadores pronostican un debilitamiento estructural del crecimiento, que, sin embargo, estaría limitado a unos escasos 0,25 puntos porcentuales.

Los principales índices bursátiles internacionales incluyen una multitud de empresas de calidad y resistentes que parecen estar bien posicionadas para hacer frente a las consecuencias de la crisis del coronavirus.

3. Las empresas son más resistentes de lo que aparentan a primera vista

Los titulares sobre empresas en dificultades salen a diario en los medios de comunicación. Los expertos de DWS consideran que las empresas con costes fijos elevados, una deuda alta y una baja rentabilidad están especialmente cuestionadas, pero, una vez más, advierten contra el peligro de las generalizaciones y sus posibles extrapolaciones en el futuro.

Por lo tanto los analistas de DWS concluyen que las empresas de riesgo anteriormente descritas - debido a su falta de adaptabilidad, se denominan "bricks" - sólo representan una pequeña parte de las empresas que cotizan en bolsa en todo el mundo. En particular, los grandes mercados bursátiles internacionales abarcan una amplia variedad de empresas, la mayoría de las cuales son muy resistentes, con una alta proporción de empresas de calidad.

¿Cuál de las siguientes afirmaciones sobre las inversiones en renta variable refleja mejor su propia actitud?

4. Los dividendos siguen siendo un pilar fundamental para el éxito de una inversión en renta variable


Los dividendos han contribuido aproximadamente a la mitad de la rentabilidad total de la renta variable en el pasado, por lo que, la evolución de los dividendos tiene una importancia capital. Fundamentalmente hay dos evoluciones diametralmente opuestas. Por una parte, los dividendos se recortarían o incluso se renunciaría a ellos debido a los graves problemas económicos de muchas empresas. Por otra parte, la rentabilidad de los dividendos aumentaría debido a la drástica caída de los beneficios. En conjunto, estos dos efectos deberían compensarse entre sí.

Para los inversores en el S&P 500 o Eurostoxx 50, la contribución de los dividendos a la rentabilidad total de una inversión en renta variable podría incluso aumentar ligeramente (del 0,3 al 0,4%). En conjunto, la contribución de la rentabilidad debería permanecer aproximadamente en el nivel previo a la crisis del coronavirus.

Los expertos tampoco esperan que los pagos de dividendos vuelvan rápidamente a sus niveles anteriores a la crisis. La "sequía del dividendo" bien podría durar un par de años. Volver a los niveles absolutos de 2019 incluso podría tardar de cinco a diez años.

5. Las expectativas de rentabilidad de los principales mercados bursátiles internacionales permanecen intactas a pesar del coronavirus


    ¿Cómo se verá afectado el inversor a largo plazo por estos acontecimientos previstos en un plazo de diez años? Después de que los expertos de DWS hubieran juntado este rompecabezas de un sinfín de datos y previsiones, el resultado fue bastante revelador: incluso en el peor de los casos, es decir, el escenario 3 - asumiendo una crisis única en este siglo - las perspectivas para los inversores en renta variable no se han deteriorado desde finales de 2019, en algunos mercados incluso han mejorado ligeramente. En un horizonte de diez años, prevén rentabilidades anuales entre el cinco (Eurostoxx 50) y el 7,5% (MSCI UK).

    Conclusiones para los inversores

    La crisis del coronavirus ha puesto el mundo patas arriba y se espera que cause todavía más agitación en la economía y la sociedad. La incertidumbre en los mercados financieros es extremadamente alta a corto plazo, pero a la larga, hay pruebas suficientes que muestran que la situación volverá a la normalidad. En este sentido, el papel de la renta variable como una importante fuente de ingresos potenciales para la creación de beneficios a largo plazo deberá seguir siendo incontestable.

    Expectativas de rentabilidad de los índices bursátiles internacionales en los próximos diez años

    DWS_Tabla 08062020.JPG

    Volver a la sección

    Renta Variable

    Renta Variable

    DWS Pro

    Contenidos de inversión para profesionales.

    CIO View

    Cookies policy:

    Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Si cierra este cuadro o continúa navegando, entenderemos que acepta su uso. Para más información acerca de las cookies que utilizamos o cómo desactivarlas, consulte nuestro aviso sobre cookies.
    Acepto todas las Cookies