24.04.2020 Sostenibilidad

La “S” en ESG: difícil de entender pero fundamental para la gestión de riesgos

Al realizar inversiones sostenibles, muchos inversores se centran principalmente en la “E” y la “G” dentro de los criterios. Sin embargo, la “S” también tiene implicaciones interesantes para cubrir el riesgo de la cartera.

  • Hasta ahora, muchos inversores se han concentrado principalmente en los factores medioambientales (E) y en el gobierno corporativo (G) al analizar las inversiones sostenibles.
  • Los factores sociales (S), que junto con estos otros dos elementos forman la tríada ESG, son relativamente difíciles de clasificar.
  • Sin embargo, un estudio sugiere que las empresas que toman la iniciativa en cuestiones sociales resisten con mayor firmeza los riesgos generales.
4 minutos

Cada vez más personas piensan que vivir de forma sostenible y responsable también significa invertir en empresas que presten atención a estas cuestiones. Los proveedores de índices utilizan los denominados criterios ESG para evaluar a las compañías desde este ángulo. La “E” significa medio ambiente, la “S” social y la “G” buen gobierno corporativo. En la actualidad, muchos inversores se están centrando sobre todo en la “E”; esto es, el principio medioambiental.

El artículo “¿Compensa un buen gobierno corporativo?” plantea el hecho de que las acciones de las empresas con buen gobierno corporativo pueden conducir a una mayor rentabilidad. Sin embargo, ¿qué influencia tienen los aspectos sociales en las inversiones? ¿Y cuál es el efecto en una cartera de inversiones de la selección de empresas que tienen una sensibilidad social especial?

¿Qué factor dentro de las inversiones sostenibles consideras más importante?

¿Qué quiere decir exactamente el criterio "social"?


Actualmente, se puede afirmar que los inversores todavía no están prestando la atención suficiente a los factores sociales en las empresas. Por una parte, esto se debe a que las compañías no han comenzado a adoptar un reporting unificado y la realidad es que son muy pocas las empresas las que tienen un sistema de información para presentar datos sobre sus principios sociales a los inversores. Por el contrario, se está prestando mucha atención a los factores medioambientales y esto ha llevado a los emisores de valores a desarrollar sistemas y métodos de reporting en relación a variables como las emisiones de carbono, reservas de combustibles fósiles o el uso de energía limpia.

En este sentido, un factor determinante es la dificultad para establecer indicadores sociales. Así estos aspectos abarcan una amplia gama de variables: desde la protección del consumidor hasta la seguridad de los productos, el derecho laboral y la seguridad en el trabajo, la diversidad, la lucha contra la corrupción y el respeto de los derechos humanos a lo largo de toda la cadena de producción.

Para complicar más las cosas, estas cuestiones se evalúan de manera diferente en los distintos países. En promedio, los alemanes tienden a hacer más hincapié en el respeto de los derechos humanos y en evitar el trabajo infantil. En el Reino Unido, en cambio, la cuestión de la diversidad en el entorno de trabajo se ha vuelto cada vez más importante en los últimos años. Por el contrario, en España se pone el foco en la ética empresarial y en la salud de la plantilla.

“Para avanzar en este contexto es importante tener definiciones y métricas claras de lo que significa ser una empresa social,” explica Robin Braun, responsible investment officer en DWS. “El siguiente paso es decidir cuánto peso se debe dar a los diferentes factores para que los inversores puedan comparar mejor el amplio abanico de empresas y sectores existentes en términos sociales.”

¿Qué consideras que significa que una empresa sea socialmente responsable?

Los factores sociales son extremadamente importantes en la gestión de riesgos

En teoría es difícil evaluar a qué se refieren, concretamente, estos factores sociales pero es cierto que en la práctica puede resultar mucho más sencillo. Por ejemplo, a lo largo de los años se ha demostrado que las compañías que pagan mal a sus empleados suelen enfrentarse a grandes dificultades. Entre otros muchos casos, una empresa de transporte de Londres perdió su licencia por las malas condiciones de trabajo que ofrecía a sus empleados y una aerolínea registró una disminución en el número de pasajeros después de revelarse el escaso salario que pagaba a sus pilotos en comparación con otras empresas del sector. Otro ejemplo es el escándalo mediático a raíz del desplome de las fábricas de costura de Bangladesh, que ejerció presión sobre la explotación en la industria de la moda.

“Estos casos apoyan la hipótesis de que las empresas que respetan las normas sociales pueden operar de manera más estable,” dice Braun. “Si salen a la luz los problemas sociales de una empresa, la experiencia demuestra que los stakeholders suelen [1] penalizarlo.”

Un estudio del profesor Alfonso del Giudice de la Universidad Católica de Milán también muestra que los criterios sociales son importantes para la gestión de riesgos[2]. El estudio analizó más de 1.000 empresas de 18 países durante un periodo de 14 años. Los resultados muestran que unos elevados estándares sociales pueden reducir el riesgo sistemático de una empresa. En la Teoría Moderna de Carteras, el riesgo sistemático se define como el peligro al que están expuestos todas las compañías y que no puede reducirse mediante la diversificación[3]. Del Giudice no pudo comprobar el mismo efecto para los factores “E” y “G”.

Según el estudio, las empresas con elevados estándares sociales parecen reaccionar con mayor firmeza ante acontecimientos como la inflación o periodos de debilidad económica. Esto significa que la “S” podría ayudar a los inversores a crear una cartera que responda de la mejor manera a los cambios del mercado.

16.04.2020 Sostenibilidad

"Las inversiones basadas en los ODS de la ONU no son sólo adecuadas en épocas de bonanza"

Paul Buchwitz, gestor del fondo DWS SDG Global Equities.

Renta Variable

Renta Variable

22.04.2020 CIO View

El petróleo cae por debajo de cero

¿Qué implica el colapso del lunes con el precio del petróleo WTI a casi menos 40 dólares?

1. Los stakeholders son personas que tienen intereses en la forma de actuar de una empresa concreta, entre los que se incluyen accionistas, empleados, clientes y proveedores.

2. https://deutschewealth.com/content/dam/deutschewealth/cio-perspectives/cio-special-assets/s-in-esg/CIO%20Special%20-%20The%20S%20in%20ESG.pdf

3. Por diversificación se entiende una amplia distribución de capital entre varios países, sectores y valores. Esto permite a los inversores reducir su riesgo de pérdida, por una parte y aumentar sus oportunidades de rentabilidad, por otra.

CIO View

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Si cierra este cuadro o continúa navegando, entenderemos que acepta su uso. Para más información acerca de las cookies que utilizamos o cómo desactivarlas, consulte nuestro aviso sobre cookies.