06.10.2020 Renta Fija

¿Qué oportunidades ofrecen los bonos de la Unión Europea a los inversores?

Por primera vez, la Unión Europea está obteniendo préstamos a gran escala para financiar su fondo europeo de reconstrucción. Esta situación supone una oportunidad para los inversores conservadores.

  • Con el fin de hacer frente a las consecuencias de la pandemia de la Covid-19, la Unión Europea (UE) está financiando programas de ayuda, como “Next Generation EU” y “SURE”, que, en los próximos años, podrán tener un valor de hasta 680.000 millones de euros.
  • Así, esta es la primera vez que la UE ha entrado por su cuenta en el mercado de bonos para llevar a cabo una financiación a gran escala, lo que la convertirá en uno de los mayores emisores de la zona euro.
  • De este modo, esta situación tendrá consecuencias para los bonos mejor calificados del mercado y, asimismo, también podría beneficiar a los inversores.
para leer

En la actualidad, el mercado de bonos está en crisis; un hecho que se observa si, por ejemplo, se analiza el comportamiento de los bonos alemanes del gobierno que cotizan en bolsa. Con la excepción de aquellos que vencen después de 2046, todos los bonos alemanes presentaban rentabilidades negativas al final de agosto.[1] Esto significa que aquellos inversores que tienen ahora mismo uno de estos bonos en su cartera deben pagar un fee por el alto nivel de seguridad que ofrecen los bunds. Y es que, a fin de cuentas, Alemania es uno de los países del mundo que presenta mejores calificaciones crediticias, con la máxima puntuación otorgada por las tres agencias de calificación más importantes, Fitch Ratings, Moody’s y Standard & Poor’s. Esto hace que los bonos alemanes del gobierno representen un estándar de calidad para el conjunto de Europa.

El mercado de los bonos gubernamentales está cambiando

Sin embargo, un nuevo miembro de este escenario, la Unión Europea, está incorporándose al exclusivo grupo de deudores considerados como altamente fiables. Con el fin de amortiguar el impacto económico de la pandemia de la Covid-19 y de ayudar a los estados miembro de la UE a levantar sus economías, los 27 países de la organización acordaron un paquete de ayudas económicas en julio. El objetivo de esta medida es apoyar la economía durante la recesión y, al mismo tiempo, impulsar los cambios medioambientales y digitales.

El programa de reconstrucción de la UE, valorado en miles de millones de euros, está diseñado para hacer frente a las consecuencias de la Covid-19 y asegurar una recuperación económica sostenible y resiliente.

Este paquete temporal de reconstrucción recibe el nombre de “Next Generation EU” y tiene un presupuesto de 750.000 millones de euros, de los que un poco menos de la mitad son en forma de préstamos y la parte restante en subvenciones. Bajo ciertas condiciones, los estados miembros pueden utilizar este recurso entre los años 2021 y 2027. En este sentido, lo que diferencia a este fondo es que no procede del presupuesto establecido por la UE, sino que son los propios estados los que lo financian a través de sus contribuciones. No obstante, se ha establecido un “presupuesto en la sombra”, para el que la Comisión Europea podrá comprar deuda de forma independiente en nombre de la Unión Europea.[2] Asimismo, los estados miembros de la UE deben reservar una cantidad concreta de sus presupuestos nacionales para los intereses y las devoluciones, que variarán dependiendo de la fortaleza de sus economías. También se pueden utilizar nuevos impuestos de la UE, como el impuesto de plásticos, el impuesto digital y el dinero procedente del comercio de emisiones.

Condiciones favorables para los países de la UE

La mayor parte del fondo para la pandemia es el llamado Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, [3] con 672.500 millones de euros.[4] Las asignaciones de estos activos deberían basarse en los estándares de vida de los estados miembros, en su tamaño y en su tasa de desempleo. Así, los países del sur y del este de Europa se beneficiarían más de este componente crediticio. Del mismo modo, deberían ser capaces de recaudar fondos de manera indirecta y en términos favorables de la UE basándose en su alta calificación crediticia en el mercado.  

División entre el norte y el sur

Rentabilidad de los fondos del gobierno en euros para un horizonte de 10 años

Gráfico 06.10.JPG

Si, por ejemplo, Italia y Greca actuasen solas, tendrían que tomar prestado más dinero de sus bolsillos para lidiar con las consecuencias de la pandemia. La UE está ayudándoles a través de la emisión de bonos en su propio nombre que presentan la mayor calificación crediticia y que, posteriormente, dan a los países a unas tasas favorables. Los expertos de DWS esperan que la tasa de interés premium que paga la Unión Europea, comparada con el prestatario alemán de primera categoría, se sitúe en un rango de entre un 0,1% y 0,2%.

Un comportamiento pasado, [real o simulado], no es un indicador fiable de un comportamiento futuro. Fuentes: Bloomberg, DWS International GmbH, a fecha de 10/09/2020.

El fondo de reconstrucción tiene implicaciones de gran calado, pues supone que la UE se convertirá en uno de los principales emisores de eurobonos de alta calificación. En esta coyuntura, si los estados miembros utilizan este fondo en toda su extensión, el volumen total de bonos de la UE ascenderá hasta los 900.000 millones de euros. Esto incluye bonos emitidos en respuesta a la crisis del euro en 2010 y 2011, así como 100.000 millones de euros en ayudas al mercado laboral del programa “SURE” (instrumento europeo de mitigación de los riesgos de desempleo), adoptado en 2020. Dentro de Europa, solo Francia, Italia, Alemania y España cuentan con una representación mayor en los mercados de bonos.[5]

Los bonos de la UE ofrecen mejores condiciones

La presencia de este gran deudor en el mercado también crea oportunidades para los inversores. Así, los expertos de DWS esperan que los bonos de la UE tengan condiciones más atractivas que los bonos alemanes del gobierno para permitir a la organización situar su gran volumen de bonos sin generar problemas en el mercado durante el corto periodo de tiempo en el que estén disponibles. Para los bonos a diez años, la rentabilidad superior podría situarse en torno a un 0,1% y un 0,2%. Sin embargo, los préstamos que está obteniendo la UE también podrían acompasar los vencimientos entre los tres y los treinta años, por lo que los inversores a corto y a muy largo plazo podrían obtener unas condiciones mejores.

La UE se convertirá en el quinto emisor más grande de eurobonos, por detrás de Francia, Italia, Alemania y España.

La protección climática desempeñará un papel especial en la asignación de los activos del fondo de reconstrucción. Como resultado, la UE podría convertirse en un emisor referente de bonos verdes.

El fondo de la pandemia también debería impulsar el mercado de los bonos verdes pues, en definitiva, el 30% del gasto total está destinado a proyectos vinculados con el clima.[6] Del mismo modo, los países deben asegurarse de que el gasto del fondo de reconstrucción está alineado con los objetivos climáticos de la Unión Europea del año 2030 y con los acuerdos alcanzados en la cumbre del clima de París. Si la Unión Europea sigue centrándose en los bonos verdes se convertirá en un emisor de referencia, lo que dará un nuevo impulso al mercado de bonos sostenibles.

El fondo de reconstrucción podría fortalecer al euro

La forma legal que adopte el fondo de reconstrucción aún está en el aire, pues el Parlamento Europeo y los parlamentos nacionales tendrán que contribuir en ciertos aspectos, pero una cosa está clara: es probable que las ponderaciones del mercado de bonos europeo varíen en los próximos años. Aunque el fondo es limitado en el tiempo, parece que se ha derribado el obstáculo que impedía que la UE lanzase su propio programa de bonos. Aún queda ver si este hecho pondrá los cimientos para una mayor unión monetaria y de deuda, pero, por el momento, el veredicto del mercado es claro: el euro, que es un indicador de la confianza inversora en la eurozona, se ha apreciado significativamente desde que la EU decidió crear el fondo de reconstrucción.

Volver a la sección

Renta Fija

Renta Fija

DWS Pro

Contenidos de inversión para profesionales.

¡Suscríbete a nuestra newsletter DWS PRO!

Conéctate a nuestros últimos artículos de actualidad, entrevistas y webinars 100% en castellano. (Sólo para inversor profesional. MiFID 2014/65/UE Anexo II)

1. Fuente: https://www.bundesbank.de/resource/blob/839168/cd867006390cbc047b80cdb84c4a2189/mL/2020-08-data.pdf

2. El Mecanismo de Recuperación y Resiliencia está diseñado para proporcionar apoyo financiero sustancial para inversiones públicas y reformas, particularmente en el área de transformación medioambiental y digital, con el fin de hacer las economías de los estados miembro de la UE más resistentes y sostenibles.

3. Fuente:https://www.cep.eu/fileadmin/user_upload/cep.eu/Studien/cepAdhoc_Aufbau/cepAdhoc_Das_Aufbauinstrument__Next_Generation_EU__01.pdf, p. 5

4. Mientras que los primeros vehículo de inversión de la Unión Europea como el ESM o el EFSF estaban controlados por los gobiernos y parlamentos nacionales, esta vez es la propia UE la que está gestionando directamente los préstamos y las responsabilidades.

5. Fuente: https://www.smava.de/eurozone-schulden-uhr/

6. Fuente: https://www.consilium.europa.eu/de/meetings/european-council/2020/07/17-21/

CIO View

Cookies Policy

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Si cierra este cuadro o continúa navegando, entenderemos que acepta su uso. Para más información acerca de las cookies que utilizamos o cómo desactivarlas, consulte nuestro aviso sobre cookies.
Acepto todas las Cookies