06.08.2019 CIO View

¿Mucho ruido para nada?

Como era de esperar, la Reserva Federal redujo los tipos de interés en 25 puntos básicos. Los mercados estaban decepcionados.

to read

Como era de esperar, la Fed rebajó los tipos de interés en 25 puntos básicos para situarse en un rango objetivo del 2,00-2,25% en su reunión del Comité de Operaciones Monetarias de la Reserva Federal de los Estados Unidos (FOMC por sus siglas en inglés) de julio. Por otro lado, merece la pena destacar que la Fed no reducirá su balance más allá de agosto, dos meses antes de lo que se había anunciado anteriormente, en línea con nuestras expectativas.

Curiosamente, dos de los gobernadores votaron en contra de un cambio y ninguno votó a favor de un recorte de más de 25 puntos básicos. Esto último fue sin duda una decepción para muchos. No obstante, quizás dice más sobre el mercado que sobre la Reserva Federal.

Durante mucho tiempo se especuló sobre la justificación de un movimiento de los tipos de interés y el “forward guidance”. El argumento original era asegurar el crecimiento económico contras las influencias negativas derivadas de las guerras comerciales y el debilitamiento de la actividad mundial. Sin embargo, en las últimas semanas, el argumento se inclinó hacia la idea de que los tipos de interés más bajos eran más apropiados debido a los cambios estructurales de la economía estadounidense. Esta última habría sido una interpretación mucho más favorable para los mercados de renta variable y otros activos de riesgo.

En la rueda de prensa, Jerome Powell describió el movimiento de los tipos de interés como un mero seguro contra factores externos, un ajuste de la política monetaria que sería inusual a mitad de ciclo. En principio, todos los datos económicos y la evolución mundial seguirían siendo objeto de un estrecho seguimiento. Claramente, Powell estaba tratando de adelantarse a las críticas de que la Fed había cedido ante la presión política. En el proceso, también transmitió a los mercados que una mayor relajación podría ser moderada y que de ninguna manera estaba garantizada. No es de extrañar que los mercados estén decepcionados.

Un poco de perspectiva histórica podría ayudar: La última vez que la Fed redujo su principal tipo de interés fue en diciembre de 2008. El presidente electo Barack Obama todavía estaba en el proceso de formar su gabinete. Los tipos de interés negativos seguían siendo un concepto que incluso los expertos en política económica descartaban como poco más que una posibilidad teórica interesante. Desde nuestra perspectiva, el recorte actual quizás se entienda mejor como un seguro contra tal resultado.

26.06.2019 CIO View

Ajustando nuestras perspectivas a 12 meses

Los bancos centrales parecen dispuestos a ceder ante la presión del mercado de bonos. Por lo tanto, estamos ajustando nuestras previsiones.

CIO View

CIO View

Adelántate a los mercados con nuestro CIO View

15.10.2019 Renta Fija

Cinco errores que los inversores de renta fija deben evitar

Los bonos siguen formando parte de las carteras equilibradas.

CIO View

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Si cierra este cuadro o continúa navegando, entenderemos que acepta su uso. Para más información acerca de las cookies que utilizamos o cómo desactivarlas, consulte nuestro aviso sobre cookies.