29.07.2019 Renta Variable

Midcaps alemanas, oportunidades fuera de lo habitual

Si los inversores ignoran a las empresas más pequeñas, entonces están pasando por alto las oportunidades de obtener rentabilidades por encima de la media.

  • Las acciones de las grandes compañías cotizadas proporcionan una base sólida para cualquier cartera. Sin embargo, si un inversor busca una mayor rentabilidad no puede permitirse el lujo de ignorar a las empresas pequeñas y medianas.
  • La industria Midcap cuenta con empresas especializadas en nichos atractivos con un mayor potencial de crecimiento que las grandes empresas cotizadas.
  • Los gestores de fondos, que investigan intensivamente la renta variable, pueden descubrir interesantes oportunidades de inversión que el mercado en general aún no ha detectado.
4 minutos

El inversor que quiera invertir en acciones alemanas, no tiene muchas opciones. La Bolsa de Frankfurt está compuesta por unas 400 empresas de las cuales, ni siquiera la mitad han pasado a formar parte de uno de los índices más conocidos: el Dax (30 empresas grandes), Mdax (60 empresas medianas), Sdax (70 empresas más pequeñas) y el TecDax (30 grandes empresas de tecnología). Cotizar en un índice o en otro depende de la capitalización bursátil de las empresas, del volumen de operaciones y, en el caso de TecDax, también del sector.

¿Es atractivo lo pequeño?

El Dax, que abarca conglomerados alemanes de fama mundial, es el que más atención recibe. Sin embargo, los índices de pequeña y mediana capitalización no necesitan esconderse detrás de su hermano mayor, todo lo contrario. Durante tres, cinco y especialmente los últimos diez años, el MDax, el SDax y TecDax han batido al Dax en términos de rentabilidad.

  TecDax MDax Dax 30 SDax
04.2014 - 04.2015 30,79% 26,33% 19,28% 17,67%
04.2015 - 04.2016 1,18% -1,06% -12,36% 4,36%
04.2016 - 04.2017 28,82% -18,34% -19,29% -17,65%
04.2017 - 04.2018 25,43% 5,49% 1,40% 14,96%
04.2018 - 04.2019 10,89% 0,30% -2,13% -4,23%

Rentabilidades pasadas no son un indicador fiable del futuro.

Fuente: Bloomberg L.P., DWS International GmbH, Stand 30.04.2019.

Las empresas familiares que cotizan en bolsa y en las que la familia fundadora tiene influencia, suelen tener un mayor crecimiento que las grandes empresas con una amplia base de inversores.

Los segmentos de menor capitalización del mercado incluyen muchas empresas con un potencial de crecimiento superior a la media. Debido a su tamaño, pueden adaptarse con más rapidez a las nuevas tendencias del mercado y a menudo son más disruptivas. Muchas de estas medianas empresas son de propiedad privada y pueden haber acudido al mercado para cubrir sus necesidades de capital, siendo las familias fundadoras las que siguen tomando las decisiones. Esto puede ser una gran ventaja. Según un estudio  del Centro Leibniz de Investigación Económica Europea (ZEW por sus siglas en inglés) y del Instituto de Investigación de Pequeñas y Medianas Empresas y Emprendimiento (IfM por sus siglas en inglés) de la Universidad de Mannheim, las empresas familiares crecen de forma más dinámica que las grandes empresas con participaciones de capital fragmentadas.

Gran potencial de crecimiento

Otro de los atractivos de las acciones de pequeña capitalización es que algunas se han convertido en líderes del mercado mundial en su nicho. Hay varios ejemplos de esto en la ingeniería mecánica, uno de los sectores en los que Alemania destaca. A menudo el público apenas ha oído hablar de estas empresas, pero han alcanzado una posición casi incuestionable en su propio segmento de mercado y existe una demanda de sus productos en el extranjero. A día de hoy, una empresa pequeña e innovadora puede convertirse en el futuro en un actor importante en el mercado. Después de todo, todo el mundo comienza siendo pequeño.

Por otro lado, los operadores especializados realizan inversiones más arriesgadas. A diferencia de las grandes empresas, el bajo nivel de diversificación de las empresas más pequeñas significa que son vulnerables cuando los segmentos de negocio o los mercados desaparecen, o cuando los competidores ganan cuota de mercado.

Las oportunidades pueden surgir porque las pequeñas y medianas empresas son ignoradas en gran medida en los mercados de capitales. Muchos bancos bien han recortado su análisis o bien los han detenido por completo debido a los controles reglamentarios. Además, es más probable encontrar oportunidades de inversión con una rentabilidad superior a la media si menos inversores están interesados en determinadas empresas.

La búsqueda del tesoro más allá de las acciones más conocidas tiene un alto coste. Se necesitan recursos sustanciales para comprender y evaluar plenamente una empresa, su sector, el mercado y el entorno competitivo. También hay una escasez de información disponible sobre muchas empresas. En este sentido, los fondos, que cuentan con analistas especializados y siguen un proceso de selección disciplinado, pueden proporcionar una buena solución. El estrecho contacto con las empresas a largo plazo también es una ventaja a la hora de elegir las acciones adecuadas. Los gestores de fondos que se reúnen con la alta dirección de las empresas pueden evaluar aspectos del negocio que no se reflejan en las cifras. ¿Está la dirección de la empresa a la altura de las circunstancias? ¿La estrategia de la empresa sigue reflejando las demandas del mercado? ¿Cómo de sostenibles son las operaciones de la empresa?

Descubriendo tendencias, evitando modas

Otra forma de identificar acciones prometedoras es reconocer las tendencias estructurales y las áreas que permiten el crecimiento, independientemente del ciclo económico. Por ejemplo, podría haber grandes oportunidades en la inteligencia artificial y en los sectores de la biotecnología y la tecnología médica, o en el Internet de las cosas y en las aplicaciones que digitalizan la producción industrial (Industrial 4.0).

Las pequeñas y medianas empresas a menudo se ven eclipsadas en bolsa por las acciones de las grandes compañías cotizadas. En este sector, los analistas de renta variable podrán descubrir oportunidades prometedoras.

La búsqueda no es de acciones de moda, basadas en la las tendencias a corto plazo, sino de compañías sólidas que pueden mantener una posición exitosa en el mercado a largo plazo.

Por lo tanto, no se trata simplemente de seguir la última moda de los mercados. Las acciones de moda, como las acciones de Internet a principios de los años 90 y la energía eólica y fotovoltaica más tarde, pueden prometer grandes ganancias a corto plazo, pero siempre existe el riesgo de que la historia de éxito termine en lágrimas cuando la moda avanza y los modelos de negocio están expuestos a un análisis crítico.

Siempre mirando hacia adelante

Los buenos gestores de fondos no sólo diferencian las oportunidades de inversión a largo plazo de la moda cortoplacista, sino que también adoptan un enfoque activo y no se limitan a seguir un índice de mercado. De lo contrario, existe el riesgo de apostar demasiado por los ganadores anteriores y pasar por alto las nuevas oportunidades. Lo mismo se aplica a los valores de menor capitalización como al resto de acciones: ofrecen oportunidades, pero no sin riesgo. Si todo el mercado comienza a caer a la baja, incluso las empresas ejemplares pueden ver sus valoraciones afectadas. La larga experiencia es una ventaja decisiva en fases de mercado tan difíciles. El equipo de renta variable de DWS cuenta con analistas de inversiones con una media de más de 16 años de experiencia profesional y experiencia demostrada tanto en renta variable de grandes compañías cotizadas como en renta variable de Midmarket.

Fondo relacionado

17.07.2019 Renta Variable

La guerra comercial entre EE.UU. y China: ¿Cómo afecta a los inversores?

En la guerra comercial entre Estados Unidos y China, todavía no se vislumbra un final.
22.10.2021 Gráfico de la semana

Superando expectativas

Las vistas se fijan en el precio al contado del petróleo en el mercado

CIO View