08.04.2021 Sostenibilidad

“¿La sostenibilidad es una moda? Definitivamente no”

En esta entrevista, el especialista en sostenibilidad de DWS, Robin Braun, explica cómo funciona la inversión responsable, qué podría aportar a los inversores y cómo es posible combinar la sostenibilidad con la obtención de valor.

para leer

“La inversión sostenible es una tendencia de gran magnitud y ha venido para quedarse”, afirma el Dr. Robin Braun, especialista en sostenibilidad en DWS. El Dr. Robin Braun forma parte del equipo de inversión para la sostenibilidad (Chief Investment Office (CIO) for Responsible Investments), dentro del marco de sostenibilidad de DWS, así como de los procesos y productos del gestor de activos. En este escenario, el Dr. Robin Braun nos explica cómo funciona la inversión responsable en DWS.

Robin, ¿considera que la inversión sostenible es una moda o cree que va a perdurar en el tiempo?

En nuestra opinión, la sostenibilidad no es una moda; es un tema que nos afecta a todos en nuestra vida diaria y que también afecta al mundo de la inversión. Tampoco se trata de un tema que solo se vincule al clima.

¿Qué otros aspectos incluye?

Es cierto que la sostenibilidad empieza en ámbito medioambiental, como es el caso de la biodiversidad y el cambio climático, pero también incluye el bienestar animal, la nutrición o la seguridad de los productos. Asimismo, la sostenibilidad va mucho más allá; hasta aspectos como el respeto por los derechos humanos, la responsabilidad corporativa en relación con las condiciones laborales, la corrupción o la competencia. Todo ello se incorpora dentro del término ESG (medio ambiente, sociedad y gobernanza).

"Con la consideración adicional de los factores de sostenibilidad se puede conseguir una visión 360 grados de una inversión. "

Robin Braun, Especialista en sostenibilidad en DWS, CIO Office for Responsible Investments

Pero, ¿esto es nuevo? Como inversor, ¿por qué debería importarme?

Los criterios ESG específicos pueden tener una influencia directa en los resultados financieros de los diferentes países y empresas. Los modelos tradicionales de financiación no siempre consiguen tener esto suficientemente en cuenta. Así, con la consideración adicional de los factores de sostenibilidad se puede conseguir una visión 360 grados de una inversión.

¿Cuáles son los beneficios de una visión 360 grados en una inversión?

Los gestores de las carteras utilizan un número concreto de indicadores fundamentales para obtener una perspectiva de las oportunidades y riesgos de una empresa, como puede ser el caso de las ventas y de los indicadores de beneficios. Estos datos son solo la punta del iceberg: solo se ven por encima de la superficie.

De esta forma, hay muchos aspectos que no pueden verse directamente. Es el caso de la denominada información no financiera, es decir, los datos relacionados con los criterios ESG, pueden aportar un gran valor a la hora de entender las perspectivas económicas.

Usted considera que los inversores no deberían invertir de forma responsable solo por buena voluntad, sino que también deberían centrarse en minimizar el riesgo. ¿Qué riesgos pueden ayudar a reducir la sostenibilidad?

A través de los datos relacionados con los criterios ESG podemos ver cómo están posicionadas las empresas o países. Se trata de dar respuestas a este tipo de preguntas: ¿Qué es la estrategia climática? ¿Cómo se gestionan la energía, el agua y otros recursos? ¿Existen riesgos debidos a la localización o a la transición a una economía baja en carbono, es decir, se dan los denominados “riesgos de transición”? ¿Hay señales a tener en cuenta dentro de un gobierno corporativo?

La relación entre el riesgo y el comportamiento puede no ser inmediatamente aparente cuando se consideran los factores sociales o de gobierno corporativo como parte de la ESG, pero hay claras evidencias de ello.

Entonces, si una compañía no es respetuosa con el medio ambiente, ¿podría perjudicar a sus perspectivas financieras? 

A continuación se muestra otro ejemplo: en 2019, la presa de una cuenca de retención se rompió en el emplazamiento de una mina de hierro brasileña, lo que desencadenó corrimientos masivos de tierras. Más de 250 personas perdieron la vida y también se generaron daños medioambientales y en la propiedad.

La empresa propietaria de esta mina ya había tenido una rotura de la presa anteriormente, pero aparentemente, no había hecho gestiones para prevenir otro incidente de este tipo. En este contexto, la compañía experimentó una pérdida financiera: el precio de sus acciones perdió una quinta parte de su valor en un día. A esto se añade el daño a su reputación y la suma de todos los procesos legales que tuvieron que llevarse a cabo.

Así, este tipo de factores pueden tener grandes implicaciones financieras para los inversores y, por ello, es importante utilizar la información ESG para analizar en profundidad las oportunidades y riesgos que se le presentan a una empresa. A través de un enfoque sostenible, también es posible tomar mejores decisiones y, como inversor, es necesario saber cómo de sostenibles son nuestras inversiones.

Robin Braun

Especialista en sostenibilidad en DWS, CIO Office for Responsible Investments

Como inversor también quiero saber qué son los productos que estoy adquiriendo. En este sentido, ¿existen muchos términos vinculados a la inversión sostenible? En ocasiones, pueden ser difíciles de entender.

Es cierto que los diferentes términos no facilitan la tarea de navegar en el complejo mundo de la sostenibilidad. Por eso, en DWS hemos hecho una serie de videos para explicar los conceptos básicos y, además, nuestra página web ofrece mucha información sobre este tema.

Tener la información correcta es un aspecto esencial; no menos importante cuando se trata de las inversiones responsables. Sin embargo, se sigue aplicando la misma regla: incluso dentro de la inversión responsable, una rentabilidad potencialmente superior siempre se asocia con un riesgo más elevado.

Un tema de suma importancia también es el comportamiento. El coste adicional de la sostenibilidad, ¿podría ser un obstáculo a la hora de incrementar el valor?

A día de hoy hay un número elevado de estudios[1] que demuestran que integrar los factores ESG en las principales clases de activos puede añadir valor y mejorar el perfil de rentabilidad-riesgo de una cartera. De esta forma, los profesionales de la inversión están prestando atención a muchos datos corporativos y extrayendo conclusiones de ellos.

Un 88% de las fuentes estudiadas[2] muestran que las empresas sostenibles tienen un mejor comportamiento operativo, lo que se traduce en unos márgenes de beneficios más elevados, por encima del 12,4%.[3] Asimismo, también conviene señalar que, durante la pandemia de la COVID-19, los índices de sostenibilidad se comportaron a niveles similares (o incluso mejor) que sus homólogos no sostenibles.

Comportamiento de los índices sostenibles comparados con los índices estándar. Estados Unidos.

Comportamiento de los índices sostenibles comparados con los índices estándar. Europa.

Comportamiento de los índices sostenibles comparados con los índices estándar. Japón.

Comportamiento de los índices sostenibles comparados con los índices estándar. Mercados emergentes.

Pero, ¿cómo detectáis empresas que sean verdaderamente sostenibles?

Hay diferentes estrategias de valoración para la inversión sostenible. Este proceso empieza con la aplicación de criterios de exclusión que ordenan los sectores críticos o las empresas desde un punto de vista ESG. Después existen procesos de selección basados en el valor o en las pautas que revisan en qué medida las empresas cumplen los estándares internacionales, que pueden moverse hacia la inversión destinada exclusivamente a asuntos de sostenibilidad. 

Asimismo, también existe un enfoque best-in-class que no está exento de controversia. En él, las empresas seleccionadas dentro de cada sector son aquellas que tienen un mejor comportamiento en relación con los criterios ESG en comparación con sus competidoras. En este sentido, el foco no se centra en si lo que ofrecen o producen es sostenible o no: basta con que sus operaciones sean más sostenibles que las de sus competidores.

El enfoque best-in-class lleva a pensar que se trata de un procedimiento que ayuda a llevar un pensamiento sostenible a aquellas industrias que no parecen estar asociadas con la sostenibilidad, como es el caso de la minería o de la producción de petróleo. La lógica de quienes proponen esta idea se apoya en que se consigue impulsar la competencia por mejorar en este terreno. Por otro lado, las críticas argumentan que, en verdad, tan solo supone dar una capa de verde a las empresas más sostenibles dentro de una industria que, en general, no es sostenible. 

Por ello, y en nuestra opinión, el mejor enfoque best-in-class debería combinarse con unos estándares mínimos o con unos criterios de exclusión para los productos dedicados a la ESG, con el fin de evitar la impresión del famoso “greenwashing”.

"A través de un enfoque sostenible, también es posible tomar mejores decisiones y, como inversor, es necesario saber cómo de sostenibles son nuestras inversiones. "

Robin Braun, Especialista en sostenibilidad en DWS, CIO Office for Responsible Investments

¿Qué puedo hacer para invertir de una forma verdaderamente sostenible?

Uno de los problemas de la inversión sostenible es que, hasta ahora, no hay unos estándares uniformes para medir el comportamiento ESG de las empresas. Durante un tiempo ha habido varias iniciativas para abordar esta cuestión, pero no es una tarea sencilla porque hay que incluir todos los aspectos diferentes que existen dentro de la sostenibilidad.

En esta línea, para los inversores tiene sentido investigar el catálogo del fondo o preguntar a su asesor por qué un fondo se clasifica como sostenible. ¿Qué criterios y estándares se utilizan como base? ¿Los objetivos y criterios de inversión se presentan de forma clara y consistente? ¿La evaluación utilizada para seleccionar las empresas de un fondo se basa en múltiples fuentes de datos? Si las respuestas no son precisas, es posible que lo mejor sea buscar una alternativa.

En este sentido, ¿qué papel desempeña la sostenibilidad en DWS?

No sorprenderá que diga esto, pero para DWS la sostenibilidad es más que una tendencia: es parte de nuestro ADN. En DWS participamos activamente en las juntas de accionistas desde hace más de 20 años y, desde entonces, hemos expandido nuestras guías de gobernanza corporativa, hemos reforzado nuestro enfoque en sostenibilidad con sólidas gestiones de datos, hemos integrado nuestros criterios ESG en nuestra evaluación estratégica del mercado y hemos expandido nuestro rango de productos. De esta forma, a día de hoy DWS ofrece productos ESG para todos los segmentos de inversión: inversiones activas, pasivas y alternativas.

"Para DWS la sostenibilidad es más que una tendencia: es parte de nuestro ADN."

Robin Braun, Especialista en sostenibilidad en DWS, CIO Office for Responsible Investments

Del mismo modo, DWS también tiene un papel activo como representante de sus inversores. En esta línea, esperamos que las empresas en las que invertimos en nombre de nuestros clientes se tomen en serio los temas de sostenibilidad. Si después de varias discusiones -los llamados “compromisos”- vemos que las empresas que necesitan ponerse al día en estas cuestiones no hacen progresos, podríamos proceder a excluirlas de nuestro universo de inversión.

Por otra parte, también consideramos que nuestra tarea es cimentar un camino hacia una economía libre de CO2. DWS es miembro de la iniciativa “Net Zero Emission Goal” del Institutional Investors Group on Climate Change (IIGCC) y esto nos compromete a alinearnos con la neutralidad climática, en consonancia con el Acuerdo Climático de París. Por supuesto, esto no puede pasar de un día para otro, pero lo importante, en mi opinión, es que una empresa se sitúe en este camino. Aunque no sea sencillo, creo que es algo que tiene que hacerse.

 

Volver a la sección

Renta Variable

Nuestros últimos contenidos en Renta Variable

DWS Pro

Contenidos de inversión para profesionales.

¡Suscríbete a nuestra newsletter DWS PRO!

Conéctate a nuestros últimos artículos de actualidad, entrevistas y webinars 100% en castellano. (Sólo para inversor profesional. MiFID 2014/65/UE Anexo II)

1 . Friede, Busch and Bassen: Digging deeper into the ESG - Corporate Financial Performance Relationship (2018).

2 . Clark, Gordon L. and Feiner, Andreas and Viehs, Michael, From the Stockholder to the Stakeholder: How Sustainability Can Drive Financial Outperformance (5 de marzo, 2015).

3 . Total Societal Impact: A New Lens for Strategy, Boston Consulting Group, 2017, page 11 (extracto).

CIO View