06.11.2020 Renta Variable

Invertir en salud: Mucho más allá que las vacunas

En los próximos años, los cambios demográficos van a incrementar la demanda de servicios sanitarios. Este hecho traerá consigo oportunidades de rentabilidad para los inversores.

  • Durante la última década, las acciones del sector sanitario tuvieron una rentabilidad superior en el conjunto del mercado.
  • En este sentido, los cambios demográficos deberían favorecer la continuidad de esta tendencia.
  • Así, y de acuerdo con un estudio de la OCDE, se espera que la industria experimente un crecimiento por encima de la media hasta el año 2060.
para leer

Cuando Barack Obama se convirtió en el presidente de Estados Unidos en el año 2009, vio que el sistema de salud público del país, que por entonces seguía archivando en papel documentos y expedientes, constituía una oportunidad de inversión de cara a modernizar la infraestructura del sector sanitario.

Once años después, y en medio de una pandemia, los inversores están aún más centrados en el sector sanitario, aunque esta vez a nivel mundial y con un mayor espectro de empresas. Ya no se trata solo de digitalizar y modernizar la organización de los hospitales, sino que los inversores buscan nuevas vacunas, nuevos medicamentos y tratamientos innovadores, como es el caso de las terapias genéticas y de la medicina personalizada.

“Muchos inversores ya habían identificado las oportunidades en el sector sanitario incluso antes de la crisis del coronavirus”, afirma Sergei Shelesnjak, portfolio manager and analyst for pharmaceuticals and biotech en DWS. “Ahora se está profundizando más en el sector y hay muchas empresas con una gran capacidad de innovación que están siendo muy activas en este terreno”.

Las acciones del sector sanitario pueden ofrecer estabilidad a las carteras incluso en coyunturas económicas complejas

Las inversiones en salud son atractivas por varias razones

Existen muchas razones por las que invertir en el sector sanitario podría resultar atractivo para los inversores. Por un lado, ha habido un aumento de las fusiones y adquisiciones dentro de la industria, lo que siempre ofrece buenas expectativas de beneficio. Por otro lado, el sector se caracteriza por tener unas fluctuaciones de precio relativamente bajas y una menor sensibilidad económica.

Los medicamentos y las nuevas terapias son siempre necesarios, incluso si el conjunto de la economía presenta una situación desfavorable. Por ello, las acciones del sector salud o los fondos que invierten específicamente en el sector sanitario pueden proporcionar estabilidad a las carteras incluso en coyunturas económicas complejas.

Así, es probable que, en el futuro, patrones como el crecimiento de la población y el envejecimiento de la sociedad, presentes en los países industrializados, impulsen aún más la demanda de servicios sanitarios. Del mismo modo, se necesita seguir buscando tratamientos efectivos para combatir las nuevas enfermedades y patrones clínicos. En este sentido, el creciente número de inversores que desea invertir de forma sostenible también tiene un impacto en las empresas del sector sanitario, dado que resulta sencillo conciliar muchos de los objetivos de salud de las empresas del sector con los objetivos de inversión sostenible orientados a la ESG[1] o a los ODS.[2]

El sector salud supera a al conjunto del mercado

Durante los últimos diez años, las acciones del sector sanitario han presentado una rentabilidad superior a la del conjunto del mercado. Como muestra la comparación a diez años, el índice MSCI World Health Care sector obtuvo una rentabilidad casi dos veces superior al índice MSCI World broad market. 

El sector sanitario, mejor que el conjunto del mercado

Gráfico sanitario 06.11.JPGDurante la última década, las acciones de salud han obtenido ganancias considerables. Los próximos 40 años también parecen prometedores. Fuentes: Bloomberg L.P., DWS International GmbH, a fecha de 31/08/2020.

Pero eso no significa que no se vayan a abrir otros frentes. Un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos estimó que el sector sanitario podría crecer en una ratio por encima de la media durante los próximos cuarenta años. Asimismo, los autores creen que la proporción de gasto del PIB en el sector sanitario podría aumentar en torno a un 9,5% de cara a 2060. Esto supondría que se cuadruplicaría el volumen del mercado sanitario en estos países desde el año 2010.[3]

La esperanza de una vacuna contra la Covid-19 reside en el sector biotecnológico

En lo que concierne al desarrollo de una vacuna contra la Covid-19, la atención de la sociedad está puesta en los sectores farmacéutico y biotecnológico.[4] Así, la industria está experimentando la entrada de grandes flujos de fondos procedentes de los inversores. Por otra parte, es probable que los márgenes esperados de las ventas a los organismos gubernamentales sean bajas por razones humanitarias, aunque las expectativas de cara a una vacuna son muy altas pues, ante todo, el objetivo final es vacunar a toda la población mundial.   

Asimismo, y durante los últimos años, la industria biológica ha hecho grandes avances en el terreno de la tecnología, por ejemplo, en el desarrollo de nuevas terapias para combatir el cáncer. En los próximos años, se espera que los pacientes que presentan enfermedades crónicas vinculadas con la edad o con su estilo de vida aumenten la demanda en este campo y, consecuentemente, que traigan consigo un auge en la innovación.   

“Sin embargo, no todas las empresas prosperarán igual”, dice Shelesnjak. “Por eso a los inversores les merece la pena examinar exhaustivamente las acciones antes de seleccionarlas. Por ejemplo, los potenciales medicamentos pueden funcionar en la teoría y en los ensayos preclínicos, pero en muchas ocasiones fallan en las pruebas con humanos”. De este modo, las cifras señalan que, de media, solo uno de cada 10.000 potenciales medicamentos analizados en las fases preclínicas y uno de cada cinco de los que entran en la fase clínica preliminar llegan finalmente a los mercados. Para algunas enfermedades, como la depresión o el alzhéimer la tasa de fallo es mucho más alta. “Si un medicamento no da resultado, la empresa biotecnológica que lo ha producido podría quebrar”, explica Shelesnjak, teniendo en cuenta que incluso el lanzamiento de un producto significativamente mejor podría provocar el colapso total en las ventas de un medicamento que estuviera previamente en los mercados. “Por lo tanto, es esencial entender los detalles de cada medicamento y saber qué otras empresas están trabajando en ellos dentro de cada área terapéutica”, concluye.

Asegurar una vida sana para personas de todas las edades, así como fomentar su bienestar, son algunos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU.

La pandemia del coronavirus ha abierto la puerta a una extensión de la eHealth.

Un sistema de salud sostenible implica reducir costes

En otro orden de asuntos, y en lo que concierne a los costes, hace tiempo que resulta necesario reducir los importes en el sistema sanitario con el fin de aumentar la eficiencia de los médicos, de los hospitales y de los centros de asistencia sanitaria. En esta coyuntura, la eHealth podría suponer una contribución decisiva.

La crisis del coronavirus ha supuesto un nuevo impacto en la digitalización del sector sanitario de forma que, por ejemplo, la telemedicina ha dado buenos resultados en la práctica. “La pandemia ha dado un fuerte empuje a la tecnología de la telemedicina”, afirma Shelesnjak. “En Estados Unidos ha habido incluso apoyo por parte del gobierno para impulsar esta temática”.

Sin embargo, las oportunidades que ofrece la digitalización van aún más allá. No se trata solo de reducir costes y de proveer alternativas de visita a las consultas hospitalarias cuando no se puede acudir de manera presencial, sino que también se abre la puerta a nuevas aplicaciones sanitariasB a través de sensores y de apps. Del mismo modo, se están desarrollando métodos de tratamiento innovadores que pueden mejorar las perspectivas de recuperación de los pacientes a la par que acelerar su rehabilitación.

La medicina digital del futuro también incluye empresas pertenecientes a campos como la robótica médica o la tecnología. La cirugía robótica, por ejemplo, puede utilizarse para realizar operaciones quirúrgicas que minimicen el daño a los tejidos, lo que aseguraría un proceso de curación más rápido y reduciría la duración de las estancias hospitalarias. Otros ejemplos incluyen sistemas para monitorizar la concentración de azúcar en sangre y diagnosticar el cáncer en estadios tempranos, así como métodos de rayos X.  

Las sinergias en el sector salud son abundantes

Dentro de la sanidad, hay diferentes subsectores que pueden beneficiarse de estas sinergias. En este contexto, los nuevos jugadores en campos como la tecnología o la biociencia pueden realizar importantes aportaciones a los proveedores sanitarios tradicionales, como los hospitales, los médicos y las enfermerías. Este hecho traería consigo nuevas posibilidades y perspectivas para generar un impacto positivo tanto en términos de rentabilidad como en la mejora en el tratamiento de los pacientes.

En última instancia, el envejecimiento de la población y el auge de las clases medias en los mercados emergentes pueden contribuir a un aumento de la demanda de medicamentos lo que, por su parte, supondría un apoyo al sector farmacéutico tradicional, tanto en sus establecimientos presenciales como en las nuevas farmacias online. Por lo tanto, la salud se presenta como un sector poliédrico, que está evolucionando en diversos escenarios y temáticas, y que incluye dentro de sí desde convergencias con otros sectores hasta impactos de tendencias poblacionales a nivel mundial.

Comportamiento a largo plazo

Tabla sanitario.JPG

Un comportamiento pasado, [real o simulado], no es un indicador fiable de un comportamiento futuro. Fuentes: Bloomberg L.P., DWS International GmbH, a fecha de 31/08/2020.

Fondo relacionado

ESG

DWS Invest SDG Global Equities

Inversión con impacto positivo unido a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas

DWS Pro

Contenidos de inversión para profesionales.

¡Suscríbete a nuestra newsletter DWS PRO!

Conéctate a nuestros últimos artículos de actualidad, entrevistas y webinars 100% en castellano. (Sólo para inversor profesional. MiFID 2014/65/UE Anexo II)

1. La abreviatura ESG hace referencia a los criterios medioambianteles, sociales y de gobernanza corporativa.

2. Los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) son metas vinculadas al desarrollo sostenible impulsadas por la Organización de las Naciones Unidas.

3. Fuente: http://www.oecd.org/economy/growth/Health%20FINAL.pdf

4. Ciencia interdisciplinar que se ocupa del uso de enzimas, células y organismos completos en aplicaciones técnicas, incluyendo el desarrollo de procesos nuevos o más eficientes para producir compuestos químicos y métodos de diagnóstico.

CIO View

Cookies Policy

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Si cierra este cuadro o continúa navegando, entenderemos que acepta su uso. Para más información acerca de las cookies que utilizamos o cómo desactivarlas, consulte nuestro aviso sobre cookies.
Acepto todas las Cookies