29.05.2021 Renta Variable

Invertir en inteligencia artificial

Se espera que la inteligencia artificial mejore la productividad de las compañías. Los inversores pueden formar parte de esta tendencia a través de acciones y fondos.

  • Cada vez más, los inversores perciben la inteligencia artificial (IA) como una oportunidad de inversión. Esta tecnología puede impactar más en nuestra sociedad aún más que la revolución industrial.
  • Gracias a la IA, se espera que la economía alemana crezca alrededor de 430.000 millones de euros para 2030.
  • Para diseñar una “cartera artificialmente inteligente” se deben tener en cuenta empresas de todos los sectores. Existen fondos de inversión especializados que simplifican el análisis y el proceso de selección para los inversores.
3 minutos

Hoy en día, la ciencia ficción se asemeja demasiado a la realidad. Utilizar inteligencia artificial en nuestra rutina diaria ya no es una ilusión y una prueba de ello es Alexa, el asistente de voz. En este contexto, ¿cuál es el verdadero potencial económico que tiene la IA y cómo pueden los inversores aprovecharlo?

La IA está basada en algoritmos adaptativos que pueden analizar enormes cantidades de datos, reconocer patrones de información y tomar decisiones complejas. Aplicaciones domésticas que funcionan utilizando asistentes de voz como Alexa, son un ejemplo de cómo la IA ya forma parte de nuestro día a día. La “inteligencia artificial” también está en las aplicaciones de fitness que analizan datos para crear un entrenamiento personalizado o los sistemas de piloto automático en los automóviles que se adaptan al estilo de conducción de los individuos. De la misma manera, existen aplicaciones médicas con diagnósticos basados en IA.  

La inteligencia artificial ya no es ciencia ficción, forma parte de nuestro día a día.

De acuerdo con un estudio de PwC, la inteligencia artificial podría aumentar el desempeño de la economía alemana alrededor de 430.000 millones de euros en 2030.

Esta tecnología tendrá más impacto en nuestra sociedad que la revolución industrial.

Aunque el uso mediante varias aplicaciones de IA ya está bastante extendido, muchas personas siguen siendo escépticas con esta tecnología y desconfían de los coches que se conducen ellos solos y las neveras que envían mensajes. Sin embargo, los inversores que consideran la inteligencia artificial como una oportunidad suelen tener la mente más abiertas sobre su potencial económico.

Según expertos de McKinsey, la inteligencia artificial cambiará nuestra sociedad 10 veces más rápido y generando un impacto 3000 veces mayor que la revolución industrial. [1]. La consultora PwC proporciona algunas cifras al respecto y prevé que los resultados económicos de Alemania, reflejados en el PIB, van aumentar alrededor de 430.000 millones de euros para 2030 como consecuencia de la IA. En este sentido, explican cómo, probablemente, la inteligencia artificial hará mucho más productivas, creativas y flexibles a las compañías y al mismo tiempo efectivas; lo cual les ayudará a reducir los costes. Concretamente, de acuerdo con PwC, los sectores de salud y automotriz serán los que más se beneficien de esta tecnología.

Muchas empresas podrían formar parte de una cartera “artificialmente inteligente”

Entonces, ¿cómo elegir las acciones más prometedoras para su cartera de IA? Seleccionar y analizar este tipo valores puede ser mucho más retador de lo que parece en un principio. Esto se debe en parte a que la inversión en este tipo de oportunidades está extendida por todo el mundo. Por otra parte, los desarrolladores de software de IA no son los únicos que se lucran con esta tecnología ya que existen muchas compañías de diferentes sectores que, a través de aplicaciones de IA, están desarrollando nuevos modelos de negocio o implantándolos sobre antiguos de manera exitosa y son igualmente interesantes.

Una cartera diversificada, incluye, por ejemplo, empresas que prestan servicios especializados en recopilación y evaluación de datos. Después de todo, el data digital es la materia prima con la que trabajan los algoritmos inteligentes. La declaración, “los datos son el nuevo petróleo” no es ninguna casualidad. Así, como ejemplos de este tipo de compañías que tienen los datos como core de su negocio, nos podemos encontrar operadores de redes, mercados online y proveedores de motores de búsqueda (SEP).

"Los datos son el nuevo petróleo"

Meglena Schtilijanowa Kuneva,

Las oportunidades de inversión abundan más de lo que puede parecer en un principio. Los inversores privados pueden enfocarse en inteligencia artificial mediante acciones y fondos.

En esta lista, podríamos incluir también a algunos fabricantes de hardware, tales como los productores de chip que pueden manejar grandes volúmenes de datos, justo como requieren las aplicaciones de IA requieren. Las empresas productoras de dispositivos de almacenamiento podrían también ofrecer potenciales retornos y lo mismo sucede con los operadores de servicios en la nube que administran y analizan big data en centros de datos externos. Finalmente, los inversores tendrían que tener en su radar a los fabricantes de vehículos, máquinas, electrométricos o fabricas enteras que operan con datos y pueden implementar inteligencia artificial en su operativa.

Teniendo en cuenta que el uso de IA y el big data generan una creciente necesidad de seguridad cibernética y, entre otras, medidas de protección contra los hackers, los inversores también deberían tener en cuenta las compañías dedicadas a la protección de datos y los dominios de seguridad de la red.

Para evitar que los inversores pierdan su tiempo en el análisis y la selección de las mejores compañías vinculadas al big data, algunos gestores de activos están comercializando fondos cotizados enfocados en IA, así como fondos de gestión activa. De acuerdo con Frederic Favolle y Tobias Rommel, directores del Fondo de Inversión de Inteligencia Artificial de DWS, los inversores en IA deben tener un horizonte de inversión a largo plazo. Según los expertos, “No todas las empresas de IA pueden tener beneficios de forma continua como los inversores esperan”. “Aquellos que invierten en una tendencia tan marcada como esta también debería esperar una caída en los precios”. Sin embargo, estas caídas puntuales no alteran a los potenciales retornos que dichas inversiones pueden ofrecer.

29.07.2019 Renta Variable

Midcaps alemanas, oportunidades fuera de lo habitual

Los inversores a menudo no incluyen en sus carteras a empresas pequeñas y medianas
17.09.2021 Gráfico de la semana

Sin estanflación a la vista

La situación actual y la crisis del petróleo son fenómenos muy distintos.

1. https://www.mckinsey.com/business-functions/strategy-and-corporate-finance/our-insights/the-four-global-forces-breaking-all-the-trends

CIO View