04.03.2022 Renta Variable

Más diversidad e inclusión en las carteras sostenibles

Con la nueva Puntuación de Compromiso Social, DWS amplía el análisis en sus carteras con respecto a los criterios sociales y sostenibles

  • Los criterios sociales son un importante factor de éxito para las compañías.
  • DWS ha desarrollado una "Puntuación de Compromiso Social" que filtra las empresas que tienen un buen comportamiento en lo que respecta a los factores sociales.
  • Además de la igualdad de oportunidades, la "Puntuación de Compromiso Social" también se centra, entre otras cosas, en la compatibilidad de la familia y el trabajo.
5 minutos de lectura

DWS ha perfeccionado su análisis de sostenibilidad en el área “social“ con una recientemente desarollada “Puntuación de Compromiso Social“. Comprende cinco criterios de medición adicionales y amplía el espectro de análisis para incluir aspectos importantes como la diversidad, la inclusión, y las oportunidades de desarrollo.

“Queremos filtrar las empresas que dan importancia a los factores sociales y a las condiciones de trabajo", explica Katharina Seiler, gestora de carteras y artífice del proyecto “Puntuación de Compromiso Social“. La puntuación se desarrolló para DWS Invest ESG Women for Women. Este nuevo fondo de renta variable de DWS presta especial atención a las empresas que obtienen buenos resultados en los aspectos de bienestar social. Invierte a nivel mundial, se dirige específicamente a las necesidades de inversión de las mujeres y está gestionado por un equipo de 12 gestoras de fondos.

Los nuevos indicadores de sostenibilidad refuerzan la S de ESG

La abreviatura ESG describe la tríada de prácticas medioambientales, sociales y de buen gobierno que conforman el perfil de sostenibilidad de una compañía. Las empresas se consideran adecuadas para los fondos ESG si cumplen las tres dimensiones con un equilibrio razonable: por ejemplo, si usan electricidad procedente de fuentes renovables (E), gestionan espacios para los más pequeños como guarderías en las empresas (S) y tienen el mismo número de hombres y mujeres en el consejo de administración (G).

Pero en los últimos años muchos fondos enfocados a la sostenibilidad han dado mucha importancia a los criterios medioambientales -sobre el cambio climático, los residuos plásticos y la escasez de recursos-, mientras que han prestado menos atención a los criterios sociales. En el ámbito medioambiental, es relativamente fácil medir y comparar los resultados de las empresas. Suele haber datos concretos que demuestran qué empresa ha ahorrado más toneladas de CO2 o de plástico. Durante mucho tiempo fue mucho más difícil saber quién ofrecía puestos de trabajo respetuosos con la familia, por ejemplo. Pero ahora, dice Seiler, "la situación de los datos ha mejorado notablemente en lo que respecta a los factores sociales, de modo que podemos evaluar mejor a las empresas con la ayuda de los nuevos indicadores de sostenibilidad centrados en la S".  

La nueva Puntuación de Compromiso Social de DWS utiliza cinco factores sociales para evaluar el comportamiento de las empresas en áreas como la inclusión y la diversidad

Diversidad e inclusión complementan el criterio de las condiciones de trabajo

Hasta ahora, dice Seiler, la evaluación de los factores sociales se ha centrado sobre todo en las condiciones de trabajo de las empresas examinadas: si los sindicatos están permitidos, por ejemplo, o si la atención sanitaria y la seguridad laboral cumplen normas estrictas. Ahora, dice, "la nueva “Puntuación de Compromiso Social“ mide además el potencial de las empresas en materia de igualdad de género, igualdad de oportunidades, equilibrio de género a nivel directivo, equilibrio entre la vida laboral y personal y flexibilidad del entorno laboral. En el DWS Invest ESG Women for Women, por ejemplo, las condiciones de trabajo representan el 30% del criterio S, mientras que los criterios de diversidad suponen el 70%".

poll icon

Encuesta

¿Qué importancia le da a que las empresas de su fondo con criterios sostenibles practiquen la diversidad y la inclusión?

Pero, ¿qué hay detrás de los nuevos criterios sociales en concreto? "En el caso de la igualdad de oportunidades, por ejemplo, comprobamos si una empresa discrimina por motivos de religión, color de piel, sexo o edad. En el indicador "compatibilidad de la familia y el trabajo", nos fijamos en si las empresas permiten suficiente flexibilidad para el cuidado de los niños o de un familiar, por ejemplo", dice Seiler. Sobre todo en lo que respecta al criterio "entorno de trabajo flexible", muchas empresas han recuperado recientemente mucho terreno debido a las necesidades de trabajo desde casa relacionadas con la pandemia. "Muchas empresas están hoy en una posición mucho más sostenible que hace tres años", observa el gestor de fondos.

La obligación de trabajar desde casa ha hecho que muchas empresas sean más sostenibles en términos de flexibilidad laboral.

Al igual que el Motor ESG, la Puntuación del Compromiso Social otorga seis grados

Antes de que una acción se someta a un análisis empresarial (se evalúan los ratios del balance y las estrategias con vistas a una inversión de alta rentabilidad), se somete a un exhaustivo análisis ESG que examina varias facetas de la sostenibilidad. A continuación, se realiza una evaluación centrada en la S en el marco de la "puntuación del compromiso social". "Globalmente, podríamos invertir en unas 3.000 empresas cotizadas. Los análisis ESG en varias fases filtran el total a algo más de 600. Después, tras el análisis fundamental, quedan unos 300 valores invertibles", afirma Seiler.

La sistemática del motor ESG mide los cinco nuevos criterios mediante seis calificaciones, de la A a la F. Las calificaciones A o B clasifican a las empresas como líderes en sostenibilidad, la C significa que están en la media, la D significa que están por debajo de la media y sólo tienen oportunidades limitadas de inversión, y la E o la F eliminan a las empresas de la selección. "En la evaluación, no sólo tenemos en cuenta quién lo hace mejor en el perfil de sostenibilidad, es decir, es 'Best-In-Class', sino también el 'Rate-Of-Change', es decir, lo rápido que una empresa está cambiando hacia la sostenibilidad", explica Seiler.

Al parecer, los inversores prestan ahora más atención a los criterios sociales en general

La cuestión sigue siendo si los criterios sociales adicionales podrían repercutir en la rentabilidad de las carteras de inversión. También hay indicios al respecto, dice Seiler: "Algunos estudios muestran, por ejemplo, que la probabilidad de obtener un mejor comportamiento, es decir, superar al mercado en general, o una menor volatilidad, fue mayor en las carteras centradas en criterios sociales durante los últimos cinco años que en las carteras centradas en la E". Esta es una razón obvia por la que los inversores están prestando más atención en general a los criterios sociales en sus inversiones.

Contenido relacionado:

CIO View