16.10.2020 Infraestructura

¿Qué rentabilidad ofrece la revolución 5G?

La industria de las telecomunicaciones se está preparando para una nueva era marcada por el intercambio de datos a gran velocidad a través de las redes móviles 5G. ¿Cómo se pueden beneficiar los inversores de esta megatendencia?

  • El tráfico de datos móviles aumenta de forma constante, por lo que las infraestructuras vinculadas a las telecomunicaciones deben expandirse rápidamente.
  • En este contexto, un impulsor clave es la tecnología móvil 5G que, además, trae consigo importantes oportunidades para los inversores.
  • Así, y dado que no es probable que todas las empresas de telecomunicación se beneficien de esta tendencia al mismo tiempo y con a la misma intensidad, es necesario llevar a cabo un análisis cuidadoso a la hora de seleccionar las acciones.
para leer

Numerosos países en todo el mundo quieren impulsar la inversión en las infraestructuras de las telecomunicaciones.

Tras la crisis del coronavirus, ha quedado aún más claro que la infraestructura digital inteligente se ha convertido en una parte esencial de las relaciones profesionales y particulares. De este modo, si no es posible tener una reunión cara a cara, se hace de forma virtual a través de una videoconferencia; un formato que, como era de esperar, ha aumentado un 120% durante la crisis sanitaria.

Como resultado, ahora las acciones de las telecomunicaciones son atractivas para los inversores que, por su parte, se están preguntando cuál será el potencial del sector después de la pandemia.

Matthias Meyer, investment specialist for liquid real assets & equities en DWS, cree que es poco probable que la industria de las telecomunicaciones vuelva a ser como era antes, sino todo lo contrario. “Los gobiernos de todo el mundo han anunciado paquetes de estímulos económicos que proporcionan una gran inversión en las infraestructuras de las telecomunicaciones”, señala. “Esto debería favorecer el comportamiento de los operadores de infraestructuras que cotizan en bolsa. Además, uno de los puntos clave de la agenda europea es que se introduzcan rápidamente las redes 5G. El establecimiento de nuevos modelos de teléfonos móviles es una tendencia fuerte de la que la industria se podría beneficiar a largo plazo”.

Por ello, es necesario hacer una gran inversión para que los operadores de redes puedan crear conexiones de teléfono móvil que sean rápidas y que tengan un almacenamiento de datos de hasta 10 GB por segundo. Asimismo, los inversores particulares también pueden contribuir al capital a través de fondos de inversión concretos. En esta coyuntura, el mercado alemán de las telecomunicaciones parece bastante prometedor, pues, aunque Alemania se ha quedado rezagada en la expansión de su estructura de redes 5G y de banda ancha en relación a otros países de la Unión Europea, esta situación está a punto de cambiar.

Una vez establecido, el 5G no solo debería hacer más sencillos los intercambios interpersonales, sino también permitir una transmisión de datos más sencilla y fluida entre los objetos, las máquinas, los productos y los servicios. Esto significa que la infraestructura urbana en red, las llamadas “ciudades inteligentes”, pueden convertirse en una realidad. Es probable que este hecho estimule la economía en su conjunto e impulse aún más el ya elevado volumen de datos que caracteriza la era digital.

Los centros de datos ya se benefician de la gran cantidad de información

En la industria de la comunicación, los centros de datos podrían estar entre los ganadores del 5G. Ya ha comenzado una fase de expansión, apoyada en la creciente demanda de aplicaciones informáticas de almacenamiento en la nube. Así, DWS espera que el crecimiento global del tráfico de la nube en 2020 sea superior a un 20% y, a la par, se prevé que aumenten los ingresos de los centros de datos de colocación entre un 5% y un 10% dependiendo de su ubicación geográfica y de su capacidad de uso. Con el fin de que los centros de datos puedan expandirse, es necesario que se construyan nuevas infraestructuras de este tipo, tanto en ubicaciones céntricas, como en zonas periféricas.

Adicionalmente, el 5G puede traer consigo un crecimiento importante de los cables de fibra óptica. “Se requiere que haya suficiente cobertura de cables de fibra óptica para que los operadores de redes tengan la oportunidad de contribuir a la transformación hacia el nuevo modelo de la comunicación móvil”, afirma Matthias Meyer.

Los datos 5G se transmiten a mayor frecuencia que los 4G, lo que limita el rango de las redes 5G. Con el fin de lograr que los datos se compartan de una forma más segura y entre grandes distancias, se necesita una densa red de las llamadas “pequeñas células”, conectadas por fibra óptica.

Alemana quiere recuperar terreno en el 5G y en la cobertura de banda ancha.

Asimismo, y como la tecnología 5G cubre menores distancias que su predecesora, precisa de un mayor número de torres de transmisión para conseguir la misma cobertura de red que el 4G. Como resultado, es probable que los postes de teléfono móvil se encuentren entre los activos que se beneficien del 5G, especialmente en su fase más temprana. En un plazo de tiempo mayor, estas empresas atraen a los inversores porque tienen flujos de caja estables y predecibles, por ejemplo, de contratos de alquiler de antenas, –a menudo con varios operadores de red–. 

“Además, los operadores de postes de teléfonos móviles se benefician de que haya barreras más altas para acceder al mercado”, sostiene Matthias Meyer. “Lo limitado de la competencia hace que sean interesantes para los inversores”.

Los proveedores de telecomunicaciones tienen que compensar los gastos del lanzamiento del 5G

Una mayor consolidación del sector podría hacer que, en el futuro, los proveedores de telecomunicaciones vendieran más torres a los operadores. A corto plazo, limitar los ingresos al comercio de frecuencias podría no ser suficiente para cubrir los costes de financiación del 5G. Por lo tanto, las fuentes alternativas de ingresos desempeñarán un papel clave a la hora de compensar el elevado gasto de capital a medio plazo. Además de vender torres, los proveedores de telecomunicaciones tendrán que apoyarse en la oferta de otros servicios y en la adquisición de nuevos consumidores en esta área.

“Una observación más exhaustiva revela la necesidad de analizar el espectro de inversión de manera continua y profunda cuando se invierta en 5G o en infraestructuras de telecomunicación, como sucede con todas las inversiones temáticas”, concluye Matthias Meyer. “Esta es la única manera en la que los inversores pueden encontrar seguridad y beneficiarse de las oportunidades de inversión que surjan en las diferentes áreas del mercado”.

Fondo relacionado

DWS Invest ESG Next Generation Infrastructure LD

¡Suscríbete a nuestra newsletter DWS PRO!

Conéctate a nuestros últimos artículos de actualidad, entrevistas y webinars 100% en castellano. (Sólo para inversor profesional. MiFID 2014/65/UE Anexo II)

CIO View

Cookies Policy

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Si cierra este cuadro o continúa navegando, entenderemos que acepta su uso. Para más información acerca de las cookies que utilizamos o cómo desactivarlas, consulte nuestro aviso sobre cookies.
Acepto todas las Cookies